De acuerdo con Reuters, Google podría estar pensando en utilizar las funciones de localización para combatir la propagación del coronavirus que se ha expandido a nivel mundial.

El reporte de Reuters señala que el gobierno de Estados Unidos mantuvo conversaciones con gigantes tecnológicos para utilizar herramientas de geolocalización que ayudaran a rastrear el brote de COVID-19 así como una herramienta para medir la efectividad del distanciamiento social, sin embargo, muchos no están de acuerdo con estas peticiones pues afirman que la privacidad de los ciudadanos está en riesgo.

Ed Markey, un senador estadounidense manifestó en una carta que deben estar alerta ante estos esfuerzos del gobierno de rastrear el virus con estas nuevas tecnologías:

Necesitamos garantías de que la recopilación y el procesamiento de este tipo de información, incluso si se agregan y anonimizan, no representan riesgos de seguridad y privacidad para las personas.

Al respecto, un portavoz de Google dijo a Reuters que esta iniciativa mantiene los estrictos protocolos de privacidad, es decir que no compartirá datos de localización de las personas:

Este trabajo seguiría nuestros estrictos protocolos de privacidad y no implicaría compartir datos sobre la ubicación, el movimiento o los contactos de ninguna persona.

Otras tecnológicas como Facebook y Apple también han trabajado en pro de combatir la propagación del coronavirus, no obstante, ambas compañías señalan que no están compartiendo información de localización ni rastrea ubicaciones de los usuarios.

Un portavoz de Facebook dijo: “No hemos recibido solicitudes de datos de ubicación del gobierno de los Estados Unidos”.

Ante la solicitud de Markey, de una explicación de cómo se recopilan los datos de usuarios, cómo se almacenan y garantizan la privacidad de las personas, Facebook explicó:

En los EE. UU., Informamos a los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) sobre el trabajo que hacemos con los mapas de datos agregados y anónimos con los investigadores, lo cual se informó anteriormente, y nos apoyaron para que hiciéramos más de eso.

Por su parte, Apple afirmó que no participa en el rastre de ubicaciones y su participación en las reuniones con la Casa Blanca se centran en telesalud -y herramientas de e-learning.