El COVID-19 ha logrado expandirse hasta llegar al punto de convertirse en pandemia. Tras medidas bastante drásticas como el cierre de ciudades afectadas, China ha logrado reducir el número de contagios. En cambio, Italia ha encabezado las noticias por el incremento salvaje de sus casos en apenas días, el cual ha llevado su sistema de salud a una situación extrema.

Sin embargo, una pequeña ciudad italiana parecer haber marcado la diferencia en esta emergencia, y según un informe de Sky News, la expansión de la enfermedad se ha reducido de manera significativa desde la semana pasada.

Pruebas diagnósticas a toda la población

Vo Euganeo, ubicada al norte de Italia, confirmó varios casos de COVID-19 durante la tercera semana de febrero, y para el viernes 21 de febrero ya había registrado su primera muerte. Apenas ocurrió esto, las autoridades decidieron cerrarla, y los 3,300 habitantes fueron examinados en su totalidad para detectar o descartar la enfermedad.

Personal médico trabajando en la Vo Euganeo. Crédito: EPA-EFE.

La revisión masiva reveló que aproximadamente el 3 por ciento de los residentes estaban infectados con el SARS-CoV-2, aunque alrededor de la mitad no mostró ningún síntoma, según informó ProMarket, el blog del Centro Stigler en la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago.

Pero el estricto bloqueo implementado durante dos semanas junto con el aislamiento de las personas infectadas, dio muy buenos resultados: una vez cumplido dicho período, apenas 0.25 por ciento de los residentes estaban infectados. Nuevamente procedieron a poner en cuarentena los casos restantes, y luego de ello, se suspendieron las restricciones. Y gracias a ello, Vo Euganeo no ha reportado ningún caso nuevo desde el viernes 13 de marzo.

La lección aprendida

Las autoridades de la ciudad hicieron una jugada magistral siguiendo la recomendación del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), basada en la detección temprana de todos los casos sospechosos.

Y tal como indica, Andrea Cristani, una profesora de microbiología de la Universidad de Padua en Italia que ayudó a llevar a cabo las pruebas, el aislamiento de todos los casos positivos pudo reducir la transmisión de la enfermedad en un 90 por ciento, algo que cataloga como una “lección”.

Tristemente, la situación en el resto de Italia es totalmente contraria. Los casos se han disparado en las últimas semanas, y junto con ellos, las muertes. Las estimaciones recientes sugieren que el punto máximo se alcanzará entre el 23 y 25 de marzo, luego de lo cual se espera que la situación empiece a mejorar.

Referencia:

Coronavirus: Experiment in northern Italian town halts all new infections after trial. https://news.sky.com/story/coronavirus-experiment-in-northern-italian-town-halts-all-new-infections-after-trial-11959587

Coronavirus: Life goes on in tiny northern Italy village that saw country’s first Covid-19 death. https://www.straitstimes.com/world/europe/coronavirus-life-goes-on-in-vo-after-tiny-northern-italy-village-sees-countrys-first