Quien haya trabajado en un recinto con cubículos en los que hay tanto hombres como mujeres, seguro habrá notado que ambos géneros trabajan de manera muy distinta. Las mujeres tienen fama de perfeccionistas, mientras que los hombres tienden a ser más prácticos.

Esto ha sido corroborado por un estudio que se publicará en la próxima edición de la revista Political Research Quarterly, que indica que las mujeres realizan campañas mucho más sofisticadas que los hombres, aún cuando saben que no tienen probabilidades de ganar.

Panel de votación de los Óscars logra un total de 36% nuevos miembros de color

Más empeño aunque todo vaya en contra

David Niven, un destacado investigador político y profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Cincinnati analizó 1.351 respuestas proporcionadas por la Liga de Mujeres Votantes en las carreras en todo el país en 2016, la cual abarcó candidaturas que iban desde juntas escolares locales hasta el Senado de los Estados Unidos.

Analizando los datos recolectados él y sus estudiantes graduados descubrieron que las mujeres mostraban tendencia a realizar campañas mucho más sofisticadas, incluso cuando tuvieran todo en contra. Mientras que las campañas de los hombres tendían a “ser muy aficionadas”.

Niven atribuye este hallazgo a que las mujeres tienden a tomarse más en serio este tipo de retos y se esfuerzan para lograrlo, mientras que “los hombres se postulan para un cargo en un abrir y cerrar de ojos”.

“Las mujeres tienden a tomar más en serio la posibilidad de una campaña política, y sus campañas reflejan eso. Incluso cuando una mujer se postula en un distrito difícil, es probable que haga un esfuerzo serio”.

Los detalles están demás

En su estudio también prestaron atención a la cantidad de detalles que los candidatos proporcionaron en sus respuestas, descubriendo que los más exitosos daban respuestas muy generales. En contraste, los candidatos menos exitosos eran los que brindaban más detalles al responder. Para explicarlo, el equipo citó como ejemplo las campañas en Texas, donde una de las interrogantes estaba relacionada con el tráfico:

“Una mujer que ganó su carrera habló en general sobre sus objetivos y la realidad compartida de que ‘nos sentamos todas juntas en el tráfico’. Un candidato masculino fracasado quedó atrapado en los confines de las preguntas y entró en detalles, incluso discutiendo su esperanza de desarrollar aceras móviles como en los Jetsons”.

Curiosamente, las mujeres candidatas tenían menos probabilidades de quedarse atrapadas en los detalles, que en palabras de Niven, “francamente, pueden perder votos y obstaculizar el mensaje del candidato”.

Pero irónicamente, a pesar de que sus campañas femeninas eran mucho más sofisticadas que las masculinas en general, esto no parece tener demasiado efecto en su obtención de votos, un punto de gran consideración para la preparación de las próximas generaciones de líderes.

Referencia:

Women tend to run more sophisticated political campaigns. https://phys.org/news/2020-03-women-tend-sophisticated-political-campaigns.html

Más en TekCrispy