Fuera de China, Italia ha jugado un papel protagónico en cuanto al brote de COVID-19, que al día de hoy ha infectado a 31,506 personas en su territorio y ha causado 2,503 muertes desde el 21 de febrero.

Lombardía de una de las regiones italianas que más se ha visto afectada por el coronavirus, y se estima que alrededor del 65 por ciento de todas las muertes informadas han ocurrido allí. Mientras tanto, los hospitales se mantienen saturados, no solo por los pacientes externos, sino también porque los médicos, enfermeras y porteros de sus hospitales también se han enfermado, y en algunos casos, muerto.

De modo que el problema no solo se limita a la alta tasa de contagios y la falta de camillas, sino que abarca también la insuficiencia del personal de salud en ejercicio para abastecer la alta demanda de atención médica. Ante esta situación, las autoridades han hecho un llamado explícito a los médicos, enfermeras y personal de salud retirado a volver a sus funciones para ayudar durante la emergencia.

Italia necesita más personal médico para atender la crisis

Attilio Fontana, el gobernador de Lombardía, instó al personal de salud retirado a unirse a la lucha contra el COVID-19 durante una conferencia de prensa reciente. “Hago un sincero llamado a todos los médicos, enfermeras y personal médico que se han retirado en los últimos dos años… para ayudarnos en esta emergencia”, dijo.

Sin embargo, la invitación no se ha dirigido únicamente a los jubilados. Italia necesita más personal médico para atender la crisis, por lo que extendió su llamado a los profesionales que trabajan en instalaciones médicas privadas y a los especialistas en primeros auxilios.

Asimismo, el gobierno anunció el martes que también permitiría que 10,000 doctores en servicio ejercieran nueve meses antes de tiempo, haciendo caso omiso de sus exámenes finales por el momento, para intentar abastecer los hospitales.

Un equipo de investigadores de la Fundación Gimbe informó que entre el 11 y el 17 de marzo, unos 2,529 trabajadores de salud italianos dieron positivo en el diagnóstico del coronavirus, lo cual represente el 8.3 por ciento del total de casos nacional.

Cuarentena prolongada

La cifra es significativamente alta considerando que la tasa de contagios no ha bajado a pesar de las estrictas restricciones que se han aplicado en el país europeo en el mes de marzo. “Desafortunadamente, los números de contagio no están disminuyendo, siguen siendo altos”, confirmó recientemente Paola De Micheli, ministra de infraestructura en Italia.

Por lo que es probable que en Italia las actividades continúen suspendidas incluso hasta después de 25 de marzo. Por el momento, las autoridades insisten en que lo mejor que pueden hacer los ciudadanos es quedarse en casa.

Referencia:

Italy’s Lombardy asks retired health workers to join coronavirus fight. https://www.reuters.com/article/us-health-coronavirus-italy/italys-lombardy-asks-retired-health-workers-to-join-coronavirus-fight-idUSKBN2151M8?il=0