Los resultados de un número importante de investigaciones muestran claramente el efecto positivo que la naturaleza y la exposición a la naturaleza pueden tener en nuestro propio bienestar subjetivo y estados emocionales.

En sintonía con estas afirmaciones, un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Singapur (NUS, por sus siglas en inglés) realizó un estudio para evaluar el valor social y cultural que la naturaleza nos brinda a los humanos.

Inteligencia artificial

El equipo comenzó su investigación en un esfuerzo por identificar mejor el valor que la naturaleza aporta a nuestras vidas. Los impactos económicos y ecológicos de temas como el cambio climático han sido documentados, pero no tanto los efectos sociales o culturales. Es sabido que ciertos destinos, como la gran barrera de coral o los Alpes suizos, atraen visitantes, pero aún no se sabe exactamente qué beneficios obtienen las personas de visitarlos.

Los resultados del estudio sugieren la importancia de la naturaleza para proporcionar antecedentes de contextos sociales positivos, presumiblemente recuerdos agradables.

A fin de profundizar en esta cuestión, el equipo de investigación utilizó tecnología de reconocimiento de imágenes automatizada para analizar más de 31.500 fotografías en 185 países desde plataformas de redes sociales.

De este modo los investigadores evidenciaron que las fotografías etiquetadas como #fun (diversión), #vacations (vacaciones) y #honeymoons (luna de miel) tienen más probabilidades de contener elementos de la naturaleza como plantas, afluentes acuáticos y paisajes naturales en comparación con las fotografías etiquetadas #daily (diario) o #rutines (rutinas).

Un deseo innato

Esta tendencia fue consistente en todo el mundo, lo que según el equipo es una evidencia a favor de la hipótesis de la biofilia, la cual sostiene que los humanos tenemos un deseo innato de experimentar y conectarnos con la naturaleza. Adicionalmente, la tendencia observada implica una asociación positiva entre la naturaleza y los buenos recuerdos en eventos memorables como las lunas de miel.

Es sabido el efecto positivo que la naturaleza y la exposición a la naturaleza pueden tener en nuestro propio bienestar subjetivo y estados emocionales.

Al respecto, la investigadora Chia-chen Chang, académica en el Departamento de ciencias Biológicas de la NUS y autora principal del estudio, señaló:

“Analizar fotografías nos permite comprender qué y cuándo las personas quieren capturar como recuerdos y compartir con otras personas. La alta frecuencia de la naturaleza en las fotografías tomadas durante actividades divertidas y vacacionales implica la importancia de la naturaleza en algunos de nuestros mejores recuerdos”.

Además, el equipo encontró que la cantidad de experiencias en la naturaleza por individuo en un país está relacionada con la satisfacción general de la vida de sus residentes. Países como Costa Rica o Finlandia, que tienen más elementos de la naturaleza en las fotografías etiquetadas como #fun, también tienen un alto puntaje en los niveles de satisfacción nacional como se informa en el Informe Mundial de la Felicidad 2019.

Tomados en conjunto, estos resultados sugieren la importancia de la naturaleza para proporcionar antecedentes de contextos sociales positivos, presumiblemente recuerdos agradables, así como para contribuir a la satisfacción de la vida en las comunidades de todo el mundo.

Referencia: Social media, nature, and life satisfaction: global evidence of the biophilia hypothesis. Scientific Reports, 2020. https://doi.org/10.1038/s41598-020-60902-w