La agencia de seguridad interna de Israel ahora podrá rastrear la ubicación de personas infectadas con coronavirus. Los datos telefónicos de israelíes servirán para que el gobierno acelere el proceso de aislamiento a los infectados.

De acuerdo a un informe realizado por el New York Times, el gobierno de Israel podrá rastrear a personas infectadas con COVID-19 a través de los datos de su smartphone.

“Israel es una democracia. Tenemos que mantener el equilibrio entre los derechos individuales y las necesidades de la sociedad en general, y lo estamos haciendo”, manifestó en su oficina, el primer ministro de Jerusalén, Benjamín Netanyahu.

Agilizar el proceso de localización de infectados

Los datos telefónicos servirán para localizar a los ciudadanos que den positivo al coronavirus, así como también a quienes podrían ser enviados a cuarentena por haber tenido contacto con algún infectado.

La medida funcionará enviando un mensaje de texto al gobierno para acelerar el proceso de aislamiento de las personas infectadas y a las que presenten síntomas del virus para que sean puestos en cuarentena.

¿Violación a la privacidad?

Aunque aún no se sabe cuáles serán los datos que serán recolectados, la agencia asegura que el gobierno de Israel puede usar este método de rastreo para ubicar a cualquier persona.

Cabe destacar que es la primera vez que una agencia de gobierno utiliza la información de los dispositivos para estas funciones relacionadas con la salud pública. No obstante, muchas agencias gubernamentales en Estados Unidos pueden usar información personal para fines de seguridad nacional a través del polémico reconocimiento facial.

Asimismo, el año pasado se reveló que varias compañías vendían datos de ubicación de usuarios a través de GPS para que usaran con fines publicitarios. así como a cazarecompensas.

Si bien las medidas podrán ser un tanto drásticas, en realidad esta podría ser una de las situaciones en las que la podría demostrarse la tecnología bien usada sin duda puede aportar mejoras considerables en la sociedad.

Puesto que para nadie es un secreto que actualmente los sistemas de gobierno se han golpeado de frente con esta pandemia con dificultades para identificar a personas afectadas por coronavirus, incluso con alternativas que ralentizan el proceso de despistaje y que ha sido muy difícil de controlar.