Mientras hay muchos que están pegados a las pantallas de sus televisores y sus celulares para ponerse al corriente de todas las noticias, otras desean que esos espacios permanezcan para lo que fueron “destinados”: el entretenimiento. Y, ahora, más que nunca, porque salir al cine no es una opción saludable.

El caos que ha causado la rápida propagación del COVID-19 –aka, coronavirus– no solo ha dejado a las personas en casa sin salida, más que para ir a comprar comida y medicina, sino que ha paralizado grandes industrias a nivel mundial. Sin embargo, si algo está seguro es que desde este momento ese viejo DVD o Blu-Ray que tenías en tu sala como decoración del mueble de la TV, volverá a cobrar valor en tus dispositivos del día a día.

Quienes le han seguido el paso a todas las noticias del cine y la televisión, no solo sabrán que hay actores contagiados como Tom Hanks e Idris Elba, sino que también hay muchas producciones y lanzamientos que se vieron afectados por el coronavirus. No obstante, hay compañías como Universal que no están dispuestas a dejar a su comunidad sin lo mejor.

La compañía que recientemente anunció que su franquicia multimillonaria ‘Fast and Furious’ no estaría estrenando el noveno episodio en abril de este año, como se esperaba, también ha decidido tomar los limones que la vida nos está arrojando para hacer limonada. ¿Cómo? Estrenando en formato VOD sus más recientes cintas, ‘The Invisible Man’, ‘The Hunt’, ‘Emma’ y ‘Trolls: World Tour’, estarán listas para que las veas desde casa.

Reiventarse para no extinguirse

Así como les comentamos al hablar del aumento de los números de Disney Plus, en ningún momento se debe acusar a estas compañías de insensibles con la situación, en cambio, solo hay que evaluar que como grandes empresas están viendo no solo una oportunidad de negocio, sino una necesidad de distracción por parte de la audiencia, sobre todo para aquella parte de la población que esperaba con ansias ver las cintas en la gran pantalla.

Si bien es cierto que la distribución teatral poco a poco se ha estado extinguiendo, nada se compara con lo que está ocurriendo actualmente: todos los cines a nivel mundial cerrados hasta nuevo aviso. Y, mientras que las salas se ven perjudicadas, las plataformas streaming la tienen “más fácil”.

Lamentablemente, todo lo que está ocurriendo con la propagación del COVID-19 no solo está dejando una gran preocupación de salud a nivel mundial, sino que también podría dejar en el mínimo a una industria completa, como es la del cine. No nos atrevemos a decir que acabará con ella porque siempre habrá quienes quieran salir de sus casas para ver la película en la pantalla grande, con las populares cotufas de cine y cambiar los pijamas por una ropa linda, de vez en cuando.

Cambios que veremos mucho más adelante

Sin embargo, al césar lo que es del césar. Debemos admitir que si existirá un gran cambio luego de todo esto, y no porque la industria del séptimo arte no será fuerte, sino que es el “hasta nuevo aviso” lo que genera un alto grado de ansiedad.

Así como los últimos días han sido de anuncios negativos como cancelaciones y cambios en las agendas, esperamos que los días que vienen estén llenos de propuestas increíbles por parte de las distintas marcas, productoras y demás.

Guste o no, todo este asunto del coronovirus dejará secuelas muchos más grandes y a futuro de largo plazo que el aumento en la tasa de mortalidad, y una preocupación latente sobre cuando algo así podría volver a ocurrir. Debemos estar preparados para lo que estamos viviendo y para lo que se vivirá.