Desde hace casi cincuenta años los medicamentos basados en el platino han hecho una importante contribución al tratamiento del cáncer. Actualmente, el 50 por ciento de todos los regímenes quimioterapéuticos administrados a los pacientes con cáncer incluyen un medicamento con platino (por ejemplo, cisplatino, carboplatino y oxaliplatino).

Lamentablemente, a pesar de su éxito e historia, los agentes de platino aprobados sufren múltiples limitaciones, entre ellas: falta de selectividad tumoral, alta toxicidad sistémica y múltiples mecanismos de resistencia, tanto intrínseca como adquirida.

Superando limitaciones

En ciertos cánceres, como el cáncer de pulmón, el mesotelioma y el cáncer de ovario, estas limitaciones se manifiestan en bajas tasas de supervivencia en pacientes tratados con terapias de primera línea basadas en estos medicamentos.

Por lo tanto, encontrar nuevos fármacos que puedan superar estas limitaciones y mejorar los resultados de los pacientes que sufren de estos y otros tumores sólidos representa un amplio desafío interdisciplinario.

El medicamento OxaliTEX está compuesto por una molécula en forma de estrella (azul) llamada texafirina y una versión modificada de un medicamento de platino (rojo).

En este sentido, un equipo de investigadores de la Universidad de Texas y la firma de biotecnología OncoTEX, ha diseñado un candidato a fármaco que en pruebas preliminares ha demostrado un mayor poder para combatir el cáncer que muchos de los fármacos de quimioterapia comúnmente utilizados y lo hace con menos efectos secundarios tóxicos y mayor capacidad para superar la resistencia.

El candidato a medicamento, llamado OxaliTEX, está compuesto de dos partes: una molécula en forma de estrella llamada texafirina, que actúa como una especie de camión de reparto, y una versión modificada de un medicamento de platino que actúa como un paquete tóxico para las células cancerosas.

Resultados promisorios

El diseño de la molécula texafirina facilita su absorción por las células cancerosas –no por las células sanas– reduciendo los indeseables efectos secundarios. El nuevo medicamento de platino tiene modificaciones que no solo lo hacen menos tóxico, sino que también dificulta que las células cancerosas desarrollen resistencia.

Los investigadores compararon la efectividad relativa medicamento OxaliTEX y el carboplatino, un fármaco de platino comúnmente utilizado para tratar el cáncer de ovario, en ratones que portaban tumores.

Actualmente, el 50 por ciento de todos los regímenes quimioterapéuticos administrados a los pacientes con cáncer incluyen un medicamento con platino.

En los ratones que recibieron carboplatino los investigadores no observaron reducción alguna en el crecimiento tumoral, mientras que los ratones tratados con OxaliTEX presentaron un 100 por ciento de inhibición, lo que significa que los tumores dejaron de crecer por completo. Dos o tres semanas después de que finalizó el tratamiento farmacológico, los tumores comenzaron a crecer nuevamente.

Los investigadores también compararon los efectos secundarios tóxicos relativos en ratones entre OxaliTEX y oxaliplatino, un fármaco de platino que se usa para tratar el cáncer colorrectal y otros tipos de cáncer, y encontraron que los ratones tratados con el candidato a medicamento tenían una toxicidad mucho menor.

Sobre la base de estos promisorios resultados, el equipo de investigación planea realizar estudios toxicológicos más extensos y, si los resultados son los esperados, comenzar un ensayo clínico en fase 1 en humanos dentro de aproximadamente dos años.

Referencia: Oxaliplatin Pt(IV) prodrugs conjugated to gadolinium-texaphyrin as potential antitumor agents. PNAS, 2020. https://doi.org/10.1073/pnas.1914911117