Este lunes la Casa Blanca se ha dirigido al mundo para anunciar su más reciente colaboración en la batalla contra el coronavirus. A tan solo unos días de que se declarara la emergencia nacional, el gobierno estadounidense se encuentra liberando sus proyectos de investigación referentes a la enfermedad.

Se dice que desde la semana pasada han estado trabajando para realizar una de las colaboraciones más grandes que se han hecho hasta la fecha para estudiar el coronavirus. Con la iniciativa, los investigadores académicos y los empresariales tanto del sector público como privado podrán contar con un espacio común en el que adquirir información y depositar nuevos conocimientos.

Presentando el COVID-19 Open Research Dataset (CORD-19)

El nombre que ha recibido el proyecto es COVID-19 Open Research Dataset (CORD-19). Dentro del mismo, se encuentran una conglomeración de más de 29.000 estudios referentes al coronavirus actual así como a sus variantes cercanas (como el SARS o el MERS).

10.000 de estos incluyen investigaciones basadas principalmente en el COVID-19 y sus efectos, propagación, medios de contagio y prevención. Con esta nueva base de datos pública, los investigadores del mundo contarán con un espacio común en el que compartir sus descubrimientos. De este modo, será mucho más fácil que se hagan avances una vez todos los datos que se necesitan para comprender la enfermedad se encuentren en un mismo lugar.

A partir de este mismo lunes, la base de datos estará disponible para todo aquel que la necesite a través de la página web Semantic Scholar del Allen Institute for AI. Para la creación del CORS-19 ha sido necesaria la colaboración de variados entes de investigación como lo son: la Chan Zuckerberg Initiative, el Centro de Seguridad y Tecnología Emergente de la Universidad de Georgetown, Microsoft Research y la NLM (National Library of Medicine o Librería Nacional de Medicina) del NIH (National Institute of Health o Instituto Nacional de la Salud).

¿Cómo se ha logrado esto tan rápidamente?

En primera instancia, ha sido a través del equipo de investigación de Microsoft y a sus motores de búsqueda que se ha podido recopilar tanta literatura con respecto al tema. Luego, la NLM hizo lo propio al ofrecer el acceso a los materiales escritos o privados que pudieran ubicarse con respecto al coronavirus y sus variantes.

Finalmente, el Allen Institute for AI hizo uso de sus herramientas para transformar los datos a un formato común que pudiera ser fácilmente analizado y estudiado. Para ello, los comunes formatos PDF fueron transformados en JSON, una presentación mucho más compatible con los sistemas de búsqueda y análisis del mundo.

La IA será clave en este próximo paso

Ahora, la Casa Blanca ha hecho un llamado a todos los grandes desarrolladores del inteligencia artificial del mundo. Ya que la base de datos está hecha, es momento de utilizar las capacidades de la misma para comenzar a encontrar las respuestas a las preguntas que se hace en estos momentos la comunidad científica.

Muchas de las preguntas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún están por contestarse y otras ya lo han hecho. Con la finalidad de tener un control y asegurarse de hacer hincapié en las que aún faltan por responder, el hacer uso de esta base de datos será vital.

Ya en ocasiones anteriores la Casa Blanca había hecho un llamado de este estilo. Sin embargo, solo es hasta ahora que se ha movido para proveer un apoyo adicional a través del cual hacer verdaderos avances en el proceso de investigación.

La actualización será vital

Como está claro que esta se trata de una investigación en proceso, es claro que el CORS-19 no puede quedarse solo con lo que tiene. Por ello, el Allen Institute por AI también se encargará de realizar todas las actualizaciones pertinentes en el mismo.

Cada vez que una información nueva haga presencia en portales reconocidos como bioRxiv, medRxiv, PubMed e incluso los propios archivos de la OMS, entonces esta también se añadirá al CORS-19. Así la base de datos pública siempre se mantendrá actualizada y podrá ser utilizada en todas las etapas del proceso.

Y para mantener al público informado…

Por si fuera poco, el Allen Institute por AI también está desarrollando una especie de “news feed” sobre el coronavirus en su misma página Semantic Schol. De este modo, aquellos ciudadanos que quieran mantenerse al día con las noticias del COVID-19 también podrán hacerlo desde la plataforma.