Ya sabemos que, además del distanciamiento social, los hábitos de higiene son nuestros mejores aliados a la hora de prevenir el contagio con SARS-CoV-2. Como explicamos anteriormente, lavar las manos con agua y jabón frecuentemente puede eliminar el virus, pero en caso de no contar con estos recursos cerca, un gel antibacterial al 60 por ciento de alcohol podría ayudarnos.

Estos productos se han vuelto muy populares en los últimos meses, por lo que personas de todos los países han dejado anaqueles de establecimientos comerciales vacíos comprando jabón y gel antibacterial en grandes cantidades mientras se apacigua la crisis. Sin embargo, no todos han logrado tener acceso a estos productos.

Ante dicha escasez, han comenzado a rodar en las redes algunas recetas que supuestamente permiten elaborar un gel antibacterial en casa, sin necesidad de salir de ella, de ir de comercio en comercio en busca del producto o de pagar precios exorbitantes por la especulación.

Se trata de una idea realmente atractiva en estos tiempos de tendencia “hazlo tú mismo siguiendo los pasos de este tutorial”, pero ¿resultaría un gel desinfectante tan efectivo como los recomendados por los especialistas? ¿Su elaboración o uso implica algún peligro?

Las recetas de gel antibacterial requieren alcohol

El doctor Antonio Clemente Ruíz de Almirón, dermatólogo y portavoz de la Academia Española de Dermatología y Venereología, es consciente de que con la alarma social encendida tras el anuncio de pandemia, “están surgiendo muchos bulos, recetas caseras y cosas que no tienen eficacia demostrada” en internet.

Recientemente explicó a la BBC Mundo que el principal peligro en seguir estas “recetas” para elaborar antibacterial “es que no lo hagamos de forma correcta o que sigamos una receta que tenga una eficacia dudosa”.

“Difundir todo esto puede hacer que haya gente que confíe en algo que realmente no tiene eficacia probada contra el virus o que incluso podría ser perjudicial para la piel”, asegura el experto.

Ruíz de Almirón menciona un video que ha estado circulando mucho en España, sobre un farmacéutico en Cádiz que propone una receta simple para fabricar el dichoso gel hidroalcohólico. A su parecer, si es aplicada de manera correcta, el resultado puede ser de calidad.

El alcohol escasea

Sin embargo, resalta que sus ingredientes no necesariamente estén a la mano dentro de un hogar común y corriente. “Esta receta requiere alcohol en bastante cantidad y ahora también hay desabastecimiento de alcohol. Y también se necesita glicerina, lo cual no es algo que tengamos normalmente en casa”, apuntó.

Por si fuera poco, el desabastecimiento no se limita a los geles antibacteriales eficaces para evitar el contagio, sino que se ha extendido a los productos que se necesitan para producirlos, como el alcohol, el componente más importante.

Ante su falta, las personas podrían estar siguiendo con su elaboración de tónicos artesanales con una concentración de alcohol menor que la recomendada, o con fórmulas que, en definitiva, no son eficaces en el objetivo, que es destruir al virus.

Alternativas extrañas ante la escasez de alcohol

Así es como las cadenas sobre remedios naturales efectivos se han visto complementadas con alternativas que “sustituyen” los geles antibacteriales. “He empezado a ver recetas y fórmulas, por ejemplo, de aceite de árbol del té, combinaciones de herboristería con mezclas extrañas, etc., cuya eficacia es muchísimo más que dudosa”, apunta el especialista.

person holding blue and white pump bottle
Los expertos recomiendan usar gel antibacterial, cuando no hay acceso a agua y jabón, siempre que tenga al menos 60 por ciento de alcohol.

Nada de esto ha sido aprobado por las organizaciones sanitarias pertinentes, y además de ello, su uso, basado en recetas dudosas, también podría presentar un riesgo para la piel.

“Algo que hemos comentado mucho los dermatólogos es que, en general, el principal problema que tienen los geles hidroalcohólicos o el lavado de manos continuo es que favorece que la piel se reseque, se agriete y que personas que tienen piel un poco más sensible o piel atópica pueden tener más tendencia a una dermatitis irritativa”, indica Ruíz de Almirón, haciendo alusión a los diferentes métodos recomendados.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han dejado bien claro en su sitio web que para que gel desinfectante de manos sea efectivo en estos contextos debe tener una concentración de al menos 60 por ciento de alcohol. Aunado a ello, “hay que buscar los geles que ya están avalados por las normativas de las agencias de medicamentos”.

Pero las agencias de salud publicaron fórmulas para antibacteriales…

OMS sobre la producción y almacenamiento de formulaciones antibacteriales. Crédito: OMS.

Sí, la Organización Mundial de la Salud publicó en su sitio web una receta “para la elaboración de formulaciones recomendadas para la desinfección de las manos”, la cual se ha estado difundiendo también a través de las redes.

Pero aquí resulta importante señalar que estas formulaciones están dirigidas específicamente a profesionales del área, como trabajadores de la salud y farmacólogos ubicados en lugares adecuados para la elaboración del producto. Su reproducción sin conocimiento del tema y sin seguir las medidas de seguridad pertinentes puede ser perjudicial, no solo en su preparación sino en su aplicación.

Por el momento, la mejor forma de protegernos contra el coronavirus sigue siendo lavarnos las manos con agua y jabón durante 20 segundos, siempre que sea posible. El gel desinfectante, así sea al 60 por ciento de alcohol, solo es una opción cuando no cuenta con dichos recursos.

Referencia:

Coronavirus: los riesgos del gel antibacterial hecho en casa. https://www.bbc.com/mundo/noticias-51872596