Carpas instaladas afuera del hospital del Centro Médico Lexington en West Columbia. Crédito: Sarah Blake Morgan.

Donald Trump acaba de declarar emergencia nacional, mientras los hospitales de Estados Unidos están preparándose para un aumento inevitable de los casos instalando carpas en las afueras para recibir a los posibles nuevos pacientes y hacer pruebas.

Es muy probable que la atención médica actual se haga insuficiente para la alta demanda de pacientes que se avecina, por lo que el personal de los hospitales insta también a los médicos retirados a unirse al equipo y colaborar con la causa.

Escasez de camillas

Dependiendo de cómo avance la situación, el incremento de pacientes con COVID-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, puede saturar la oferta hospitalaria y causar un gran malestar.

Tal es el caso del Centro Médico Central de Maine en Lewiston, Maine, que instaló una tienda de campaña en el estacionamiento donde las personas con síntomas respiratorios son recibidas y desviadas para proceder con la prueba. Centro Médico Central de Maine en Lewiston, Maine, tomó acciones similares en las afueras de la sala de emergencias.

Los expertos se están adelantando a un escenario muy probable en el que los enfermos podrían quedarse esperando en los pasillos de la sala de emergencias a que se liberen camas en los hospitales. Estos podrían ser obligados a compartir habitaciones con otras personas infectadas ante la insuficiente, por lo que los médicos temen el momento en que sea necesario “racionar la atención médica”, algo que ya ha comenzado a ocurrir en Italia.

“Esto va a ser una tensión tremenda para nuestro sistema de salud “, advirtió el Dr. William Jaquis, presidente del Colegio Americano de Médicos de Emergencia.

Racionamiento de atención médica

En el Hospital Spectrum Health Gerber Memorial en Fremont, Michigan, las cirugías de reemplazo de cadera y rodilla y otras operaciones que no son emergencias serán pospuestas en caso de diagnosticar un nuevo caso de coronavirus en el área, protocolos que también resuenan en las autoridades del estado de Nueva York e Illinois.

La Dra. Leana Wen, especialista en medicina de emergencia en la Universidad George Washington informó que “los estudios predicen que un brote moderado podría provocar que 200,000 pacientes necesiten cuidados intensivos”, sin embargo:

“Estados Unidos solo tiene 100,000 camas de cuidados intensivos, y la mayoría ya están ocupadas. Si decenas de miles se enferman a la vez, las personas simplemente no recibirán la atención que necesitan”.

Por su parte, el Dr. Raj Govindaiah, director médico del Memorial Health System, sostiene “las cosas que no es necesario hacer en este momento no se harán en este momento”, haciendo referencia a la pérdida de insumos médicos observada recientemente.

Govindaiah ha informado que el personal de los hospitales ha estado ocultando máscaras quirúrgicas gratuitas que generalmente se ofrecen a los visitantes en el vestíbulo, para garantizar su suministro a los médicos y enfermeras en caso de que se agoten. También se ha observado una situación similar en el Hospital Regional Blue Ridge en Spruce Pine, Carolina del Norte, donde las máscaras se encuentran limitadas y bajo estricta vigilancia.

La importancia de los diagnósticos tempranos

El gobierno de Trump ha aportado mayor importancia a las pruebas generalizadas para diagnosticar el virus, lo cual ha dejado con una gran incertidumbre sobre la cantidad real de personas infectadas.

Sin embargo, esta acción ha sido tomada de manera positiva, ya que permitirá a las autoridades tener una idea más clara del brote y enfocar sus esfuerzos en las zonas que más los requieran. “Lo más importante ahora es que nos hagamos las pruebas”, dijo Richard Pollack, presidente de la American Hospital Association.

Países como Corea del Sur también han establecido como prioridad el diagnóstico temprano de las personas contagiadas. Pero por el momento, la mejor forma de combatir el coronavirus es previniéndolo, y para ello se sugiere distanciamiento social y buenos hábitos de higiene.

Referencia:

U.S. hospitals brace for ‘tremendous strain’ from new virus. https://medicalxpress.com/news/2020-03-hospitals-brace-tremendous-strain-virus.html