Este viernes Estados Unidos ha entrado oficialmente en un estado de emergencia nacional a causa del contagio del coronavirus. A través de un reciente comunicado desde Rose Garden en la Casa Blanca, el presidente de la nación, Donald Trump, le hizo saber al mundo esta decisión.

Se espera que con ella se pueda liberar el uso de hasta 50 mil millones de dólares para que se inviertan en el estudio del COVID-19. Para comenzar, en la actualidad, al menos 8.3 mil millones de estos 50 ya han sido aprobados y se están dedicando la investigación del coronavirus.

Los puntos más resaltantes

Para poder reunir a la mayor cantidad de público posible, Trump anunció su comunicado por las redes sociales. Además de la activación de la alerta nacional, la alocusión también ha funcionado como una rendición de cuentas. En la misma se ha confirmado que los casos de coronavirus dentro de las fronteras estadounidenses ya superan los 1.700 infectados.

La perspectiva

En la conferencia, Trump ha declarado que las siguientes 8 semanas serán vitales para cambiar el ritmo de contagio que lleva el coronavirus. Como una de sus citas finales Trump ha dicho que “con amor, corazón, esperanza, amor y determinación todos [en los Estados Unidos] tendremos éxito”.

Sobre el rumor de su exposición al coronavirus

Por su parte, el Trump también ha dicho que, tanto él como su equipo, por falta de síntomas no están realizando el período de aislamiento que se esperaría luego de su reunión en Brasil.

El plan de acción

Entre algunas de las preguntas que se le hicieron, el presidente ha declarado, al ser consultado sobre las medidas específicas que esta emergencia nacional traerá consigo, que dentro de un par de horas el gobierno liberará un reporte más completo y detallado explicando todas las medidas.

Entre uno de los detalles que el presidente sí ha podido revelar ha hablado de una nueva asociación público-privada para mejorar la distribución de las pruebas del COVID-19. Ya que, hasta ahora, la misma ha sido muy limitada y ampliamente criticada.

Finalmente, Trump ha aprovechado para hacer un llamado a los regentes de cada estado del país a continuar comprometidos con la lucha contra el coronavirus.

¿Qué esperar?

A medida que los detalles sobre el plan del estado de emergencia nacional se revelen, podremos conocer de qué forma planea el gobierno abordar los fuertes casos de contagio que se presentan dentro de sus fronteras, así como qué medidas tomará para evitar que estos se repliquen en otras partes de su territorio.

Mientras tanto, sabemos que los Estados Unidos han estado trabajando de cerca con China al recibir la valiosa información que esta ha logrado obtener del coronavirus. Con suerte, la nación sabrá usar esos datos para crear políticas de contención acordes a sus propias necesidades. Solo el tiempo dirá si lograrán desarrollar un sistema que sea tan efectivo como el mostrado por China para manejar esta crisis.