A pesar de que durante la infancia no solemos entender muchas cosas, en medio de ciertas situaciones los niños empiezan a hacerse conscientes de lo que ocurre, incluso sin necesidad de que un adulto hable directamente con ellos.

Sin embargo, medidas drásticas como el cierre de las escuelas, la cancelación de eventos y las restricciones de viaje y salidas en general puede causar cierta conmoción. Es entonces cuando los padres deben buscar la forma más prudente de informarles lo que está ocurriendo, aunque muchos prefieren no hacerlo para evitar provocarles ansiedad o miedo.

Este es el caso de Beth Young, que vive en Fort Mill, Carolina del Sur, cuya decisión fue limitar la conversación con sus cuatro hijos, de 8, 10, 12 y 15 años.

“No quiero condenarlos y hacer que tengan miedo de enfermarse porque, seamos sinceros, los niños se enferman con bastante frecuencia”, dijo. “Y no necesito un sorbo para convertirme en ellos preocupados por morir”.

Sin embargo, el consejo de los expertos en psicología infantil está dirigido principalmente a transmitir calma, informarse y ser proactivos para responder a los niños de manera sincera sus preguntas sobre este tema.

Explicar que las acciones son temporales

El Dr. Jamie Howard, psicólogo clínico en el Instituto sin ánimo de lucro Child Mind Institute, señala que es importante tranquilizar a los niños sobre la pandemia. Para ello, es bueno hacerles preguntas para saber lo que han escuchado al respecto, derribar cualquier mito y hacer hincapié en la seguridad.

Padre, Hijo, Primavera, Bloom, Flor, Niño, Familia
Los expertos recomiendan a los padres hablar claramente con sus hijos sobre el coronavirus, evitando causar temor o ansiedad en ellos.

De igual forma, los padres deben orientar a los niños en el uso de mascarillas y explicarles la razón del cierre de las escuelas, enfatizando en que se trata de una suspensión temporal y preventiva que no tiene por qué implicar cosas peores.

También es conveniente informarles sobre la labor que están cumpliendo los médicos, maestros, padres y científicos de todo el mundo para mantener al resto de la población a salvo y la necesidad de colaborar con disciplina.

Evitar atribuir la culpa a una población específica

La xenofobia suele desatarse cuando ocurren este tipo de eventos, por lo que es uno de los puntos de atención para poder mantener a las masas calmadas y evitar mayores problemas sociales que los derivados de las cuarentenas.

Es por ello que algunos maestros y entrenadores en las instituciones educativas están trabajando para disipar cualquier idea de que el coronavirus, cuyos primeros casos de registraron en una ciudad de China, es responsabilidad de algún origen étnico o raza.

Tal es la importancia de este tema que las escuelas públicas de Seattle han publicado en su sitio web que la difusión de información errónea ha generado miedo y hostilidad entre muchas personas. Por lo que instan a los estudiantes a oponerse y combatir el racismo y los prejuicios.

Referencia:

Talking to kids about virus? Experts say be calm and honest. https://medicalxpress.com/news/2020-03-kids-virus-experts-calm-honest.html