Como informamos el día de ayer, el directo general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus ha confirmado que el actual brote del SARS-CoV-2 ha alcanzado los niveles de una pandemia.

Pero durante su intervención ha reconocido que esta acción busca aumentar el nivel de compromiso de los países para combatir el coronavirus, y no solo por la cantidad de países a la que ha llegado.

Tedros lamentó que, a pesar de las “frecuentes advertencias” que emitió la OMS respecto al alto riesgo de propagación que mostraba el nuevo patógeno, “algunos países” no tomaron las medidas necesarias para enfrentar la amenaza, para la cual aún no existe una vacuna ni un tratamiento específico.

“Describir esto como una pandemia no significa que los países deban rendirse. La idea de que los países deberían pasar de la contención a la mitigación es errónea y peligrosa. Los países que deciden renunciar a las medidas fundamentales de salud pública pueden terminar con un problema mayor y una carga más pesada sobre el sistema de salud, la cual requerirá medidas más severas para controlarla”.

Equilibrio entre la protección de la salud, la economía y los derechos humanos

El director considera necesario que los países logren un punto de “buen equilibrio” que les permita garantizar la protección de la salud de sus poblaciones, prevenir problemas económicos y sociales y al mismo tiempo respetar la integridad y los derechos humanos.

Para ello, sugiere la adopción de un enfoque integral adaptado a las circunstancias de las regiones, teniendo como “pilar central” la contención de la emergencia sanitaria.

En este sentido, Adhanom Ghebreyesus solicita a los 77 países que no tienen ningún caso de coronavirus, así como a los 55 que han detectado menos de 10 casos, que preparen a sus profesionales de salud, instalaciones sanitarias y a la población en general para dar una respuesta eficaz ante la posible aparición de nuevos casos.

Y hace énfasis en la necesidad de reducir la transmisión del virus, para lo cual parece indispensable seguir el enfoque de cuarentena para detectar, aislar y tratar cada caso de infección y así frenar el ritmo de propagación.

“Para salvar vidas debemos reducir la transmisión. Eso significa encontrar y aislar tantos casos como sea posible y poner en cuarentena a sus contactos más cercanos. Incluso si no puede detener la transmisión, puede ralentizarla y proteger las instalaciones sanitarias, hogares de ancianos y otras áreas vitales, pero solo si examina todos los casos sospechosos”.

En su reporte, también recordó que el organismo de las Naciones Unidos ha enviado equipos de protección personal a 57 países hasta el momento, y que se espera que sean surtidos otros 28 próximamente.

La cuarentena resultó efectiva en la ciudad de Wuhan, donde la tasa de propagación se ha reducido paulatinamente. Sin embargo, conviene también considerar ejemplos como el de Corea del Sur, que centró su atención en la detección temprana.

Referencia:

La OMS reconoce que ha declarado la pandemia para aumentar el compromiso político de los países. https://noticias.medicinatv.com/la-oms-reconoce-que-ha-declarado-la-pandemia-para-aumentar-el-compromiso-politico-de-los-paises