Este jueves el gobernador Andrew Cuomo anunció que la ciudad de Nueva York tiene un total de 95 casos de COVID-19 confirmados hasta ahora, y que la cifra asciende a más de 320 casos en todo el estado.

Tratándose de una de las ciudades más grandes y concurridas de los Estados Unidos y el mundo, el gobernador ha optado por una medida drástica similar a la de China e Italia. Las reuniones con más de 500 personas quedan prohibidas temporalmente en el estado de Nueva York a fin de contener la propagación de virus en la población.

Museos, ópera y Broadway cerrarán sus puertas

Según indicó en su intervención, la prohibición entrará en vigencia a partir del viernes a las 5 de la tarde. Sin embargo, antes de ello ya algunas de las instituciones culturales más populares de la ciudad ya se habían preparado para cerrar temporalmente en colaboración con la situación. Entre ellas, el Museo Metropolitano de Arte, la Ópera Metropolitana y el Carnegie Hall.

Daniel Weiss, presidente y director ejecutivo del museo, indicó que la prioridad actual es “proteger y apoyar a nuestro personal, voluntarios y visitantes”, por lo que el cierre aplicará a sus tres ubicaciones para el viernes. En su comunicado no se especifica fecha para reapertura.

Mientras que la Ópera Metropolitana ha indicado que todas las actuaciones han sido canceladas hasta el 31 de marzo, una información similar a la divulgada por el Carnegie Hall que cerrará sus puertas la medianoche de este jueves hasta finales de marzo.

En cambio, para los teatros de Broadway, la prohibición comienza a las 5 pm de este jueves, y se mantendrá vigente hasta el 12 de abril, como indica The Broadway League, una organización de propietarios y productores de teatro, en un comunicado.

“Tan pronto como podamos volver a la normalidad volveremos a la normalidad”, dijo Cuomo. “Pero todavía estamos ascendiendo, todavía estamos en la trayectoria ascendente de esta enfermedad”.

Cierre general de escuelas ha sido descartado

Sin embargo, esta nueva orden no aplica para escuelas, hospitales, hogares de ancianos ni transporte público. A pesar de que el cierre de las escuelas ha sido implementado en algunas regiones del mundo como medida de contención, Cuomo indicó que sería “tremendamente disruptivo” cerrar las escuelas en masa.

Sin embargo, sí se ha anunciado la suspensión de las actividades en algunas escuelas. La Arquidiócesis de Nueva York informó que cerrará las escuelas primarias en su sistema el lunes durante al menos una semana.

De hecho, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, mencionó dos escuelas públicas que comparten un edificio en el Bronx cerrarán durante 24 horas ya que recientemente se diagnosticó a un estudiante con COVID-19. A pesar de ello, mantiene su postura negativa respecto al cierre escolar masivo.

“Creo que debemos tener cuidado de no destruir los medios de vida de las personas, no destruir la oportunidad para que nuestros hijos estén en un lugar seguro aprendiendo todos los días en la escuela”, declaró a CNN. “Y, sin embargo, vamos a tener que introducir más y más restricciones, lo que ciertamente haremos en la ciudad de Nueva York hoy y mañana”.

Conciencia en medio de una emergencia sanitaria

El anuncio no fue bien recibido por muchos turistas que se encontraban en la zona. Sin embargo, no se trata de una situación completamente impuesta por las autoridades.

Según los reportes, la cantidad de pasajeros en el metro y las líneas de transporte de las cercanías se ha reducido de manera importante durante los últimos días, según los funcionarios estatales. Tal parece que los mismos ciudadanos habían estado evitando salir demasiado a la calle y evitar las multitudes como una medida de prevención, lo cual sugiere algo de conciencia y disciplina, dos aspectos muy positivos en estos estos contextos.

Referencia:

The city sleeps: New York bans big gatherings, museums close. https://medicalxpress.com/news/2020-03-city-york-big-museums.html