Este jueves una de las agencias de regulación antimonopolio de Italia ha elevado una queja contra dos de las grandes plataformas de las ventas online: eBay y Amazon. Según se ha podido ver, ambas plataformas han sufrido grandes aumentos en varios de sus artículos. ¿El disparador? La crisis del coronavirus.

Ahora, el organismo antimonopolio ha anunciado que llevará a cabo una investigación para evaluar la participación de ambas plataformas en esta eventualidad. Como Italia se trata del segundo país del mundo más afectado por el coronavirus, sus ciudadanos han sido unos de los que más se han visto afectados por el aparente descontrol que reina en estas tiendas virtuales con relación a los precios de los productos.

Un aumento de precios exagerado

Artículos como las toallas de limpieza, el gel desinfectante, los guantes y las mascarillas faciales han sufrido un rápido proceso de inflación. Por un lado, los ciudadanos preocupados buscan abastecerse para estar preparados ante la llegada del coronavirus, por lo que llegan a comprar cantidades exageradas de los productos.

Del otro lado, los vendedores aumentan el valor unitario de cada uno de estos a medida que las existencias disminuyen y la demanda continúa en aumento. Como consecuencia, los precios se elevan sin ningún tipo de restricción, además de que este tipo de productos terminan convirtiéndose en bienes preciados y difíciles de conseguir

Se investigará también la venta de productos engañosos

Otro de los problemas que se ha visto florecer en la web ha tenido que ver con el aumento de anuncios engañosos que alimentan el clima de desinformación alrededor del coronavirus. Por ejemplo, se han podido descubrir en estas plataformas libros, medicamentos y demás artículos que dicen contener claves para comprender cómo inmunizarse contra el coronavirus o cómo curarlo.

Sobra decir que, hasta la fecha no se ha desarrollado una cura para esta enfermedad, por lo que, estos anuncios se aprovechan del miedo del público para vender de forma engañosa bienes que nunca podrán cumplir con lo que prometieron. Es en vista de esta situación y de la falta de control en la subida de los precios, que la agencia italiana se ha visto en la necesidad de sugerir el inicio de una investigación.

No ha habido una respuesta directa de las plataformas

Hasta los momentos, ni Amazon ni eBay han dado a conocer ninguna opinión con respecto a las acusaciones a las que están siendo sometidas, ni sobre las acciones que tomarán de ser investigadas. En caso de que la situación se mantenga, es probable que pronto estemos escuchando de ellas.

Sin embargo, por ahora parece ser que la estrategia de ambas es mantener el silencio. En cualquier caso, no es la primera vez que se registra este problema con respecto a los productos de Amazon y el coronavirus. Para ese momento, la empresa aseguró que tomaría medidas para regular estas prácticas y evitar que se repitieran.

No obstante, tal parece que aún no han sido capaces de imponer orden en este ámbito. Por su parte, eBay verdaderamente no ha dado señales de ningún tipo con respecto a su posición sobre esta situación.