El coronavirus se ha convertido en un tema de todos los días para los habitantes del mundo. Su rápido esparcimiento por el mismo ha hecho que en menos de 3 meses cumplidos la Organización Mundial de la Salud haya tenido que declarar una pandemia mundial.

Ahora, muchos países se preparan para enfrentarse a lo que viene al considerar que tendrán que experimentar grandes picos de contagio del virus. Sin embargo, no todos se encuentran en esta posición. De hecho, otras naciones como China –el punto original de contagio de la enfermedad– ya consideran estar saliendo de la tormenta.

Según las propias declaraciones del portavoz del Ministerio de China, Mi Feng, la epidemia ha comenzado a ceder. Ello se complementa con los últimos reportes emitidos por el país en el que el número de contagiados por día ha pasado de conteos por miles a unas pocas decenas.

El número de casos reportados va a la baja

Hasta el miércoles 11 de marzo, la cantidad de nuevos casos de coronavirus registrados en la ciudad de Wuhan no llegó a ser una veintena. Ello ha sido parte de una disminución paulatina de casos en los reportes que se da desde la semana pasada.

En virtud de esta mejoría, ciudades como Wuhan han dejado atrás algunas de sus medidas más extremas para volver paulatinamente a su funcionamiento normal. Para la fecha, se cuentan 80.793 casos de personas afectadas. De los mismos, solo 15 han sido reportados como nuevos el día de hoy.

Asimismo, las cifras de fallecidos afectados por el coronavirus también va ralentizando su crecimiento. Según los reportes de este jueves, solo han sido 11 los individuos que han perdido la vida por el COVID-19, esto se trata de un cambio significativo en comparación con las cifras de tres dígitos que se manejaban antes en este caso. Por los momentos, el número de fallecidos llega a 3.169. Afortunadamente, la tendencia parece indicar que esta cifra aumentará cada vez menos.

Los porcentajes de pacientes recuperados son esperanzadores

Por otra parte, un monto que se ve cada vez más prometedor es el de los pacientes que se han podido recuperar totalmente de la enfermedad. En estos momentos, China ya no cuenta con el porcentaje de mortalidad más alto (aunque sí con el total de fallecidos más grande), pero sí ha logrado hacerse con el porcentaje de recuperaciones más extenso.

En estos momentos, de los más de 80.000 afectados, 62.793 han podido superar la enfermedad y se les ha dado de alta de los sitios de cuarentena y tratamiento. Asimismo, el gobierno asegura que 46.831 casos se encuentran recibiendo tratamiento en la actualidad. Ahora, sabiendo que solo el 3% podría llegar a ser grave, existe la esperanza de que estos pronto se sumen a la cifra de pacientes totalmente recuperados.

China considera haber superado la crisis

En los albores de la epidemia que ahora se ha convertido en pandemia, como lo hemos dicho, los contagiados diariamente en China se contaban por miles, ahora apenas y son decenas.

Por su parte, los contagios “importados” registrados en extranjeros apenas han llegado a ser 6 en el último registro realizado por el país. Debido a lo cual, se ve que su estrategia no solo ha ayudado a hacer que el virus no salga, sino que también ha prevenido que este pueda volver a intentar.

Ahora que las ciudades comenzarán a recuperar su operatividad, las precauciones tomadas por todos los ciudadanos serán vitales para poder mantener el camino de esta buena racha en la que se encuentra la nación. De todo salir bien, el país realmente podría comenzar a restablecer su producción y asegurar que ha podido superar exitosamente la fuerte crisis que generó la aparición del coronavirus.