Es probable que a todos en algún momento de nuestra vida nos recomendaran tomar vitamina C para evitar los resfriados, o bien para recuperarnos rápidamente de ellos. Sin embargo, como indicamos en nuestro artículo sobre la vitamina C, este compuesto no tiene efecto protector alguno contra dicha enfermedad.

Con el brote reciente del coronavirus SARS-CoV-2, que ocasiona una enfermedad similar a la neumonía, se han seguido esparciendo rumores de que la vitamina C puede ayudar a las personas a combatirla. Sin embargo, no existe evidencia científica que respalde tal afirmación, según señala el Dr. William Schaffner, profesor de medicina preventiva y enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee, en el New York Times Parenting.

El origen de una idea

La vitamina C, conocida también como ácido ascórbico, se hizo popular luego de que el dos veces ganador del Premio Nobel, Linus Pauling, diera a conocer sus supuestos beneficios en una serie de publicaciones en 1970. Entre estos, que tomar vitamina C en grandes dosis podía prevenir el resfriado común e incluso evitar enfermedad cardíaca y cáncer.

La comunidad científica se ha dedicado a comprobar dicha idea en numerosas ocasiones, y hasta ahora el único hallazgo significativo corresponde a una revisión de varias docenas de estudios publicada en 2013, que mostró que, en la población general, los suplementos de vitamina C pueden acortar la duración de un resfriado en aproximadamente un día.

Aunque no podemos pasar por alto que en varios de estos estudios participaron personas bajo estrés físico intenso, incluidos corredores de maratón y soldados que se entrenan en el Ártico. Entre ellos, los que tomaban vitamina C tenían aproximadamente la mitad de las probabilidades de contraer un resfriado que aquellos que no la tomaban. Sin embargo, no se observó el mismo efecto en la población general.

Efectos nulos contra el COVID-19

Varios artículos en Internet sugieren que el consumo de suplementos de vitamina C y alimentos ricos en ella puede reducir el riesgo de contraer el nuevo coronavirus, sin embargo, no existe evidencia que lo sustente.

De igual forma con otras sustancias que se han sugerido a través de diferentes páginas web, que sugieren que suplementos de zinc, té verde y la equinácea son beneficiosos para prevenir el coronavirus.

El Dr. Mark J. Mulligan, director de división del centro de vacunas y enfermedades infecciosas del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York es bastante firme en esto: “No recomiendo gastar dinero en suplementos para este propósito”.

Sin embargo, esto no debe desestimar los beneficios de la vitamina C para nuestro organismo. Sin lugar a duda, esta necesaria para mantener el funcionamiento eficaz de nuestro sistema inmunitario. Además es vital para la formación y mantenimiento de los tejidos, y permite evitar enfermedades como el escorbuto, por lo que su consumo moderado es necesario para garantizar una buena salud general.

Referencia:

Don’t Fall for These Myths About Coronavirus. https://parenting.nytimes.com/childrens-health/prevent-coronavirus

Vitamin C for preventing and treating the common cold. https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD000980.pub4/full

¿Por qué es importante consumir vitamina C? https://www.tekcrispy.com/2020/02/12/por-que-consumir-vitamina-c/