Tras una larga estadía en la unidad de cuidados intensivos, los pacientes sujetos a ventilación mecánica para poder continuar con vida suelen desarrollar delirio, una forma de insuficiencia cerebral para la que no existe tratamiento en la actualidad.

Los pacientes intubados suelen experimentar dolor, ansiedad y estrés fisiológico, por lo que se les suministran medicamentos para aliviar dichos síntomas. Sin embargo, esto puede contribuir con el delirio y provocar un círculo de dolor, ansiedad, sedación y delirio.

El tema sigue siendo investigado en la actualidad a fin de mejorar los pronósticos, y recientemente un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana y el Instituto Regenstrief informó sobre un método que podría funcionar para reducir este síntoma en los afectados.

En su documento publicado en la revista American Journal of Critical Care, los especialistas explican que exponer a los pacientes conectados a ventiladores mecánicos en terapia intensiva a música relajante de ritmo lento parece disminuir el delirio.

Música relajante, música preferida o audiolibros

El equipo se decidió estudiar la presencia de delirio y su gravedad en los pacientes de la unidad de cuidados intensivos médico-quirúrgica de Eskenazi Health. Para ello, utilizaron CAM-ICU-7, abreviatura de Método de evaluación de confusión para la Unidad de Cuidados Intensivos 7, una herramienta desarrollada por el Instituto Regenstrie.

Dividieron a los pacientes conectados a ventiladores mecánicos en tres grupos. A uno de los grupos se le colocó una lista de reproducción de tempo lento con sonidos de piano, guitarra, flauta nativa americana y música clásica. Mientras que a los otros dos se les colocó la música de su preferencia y un audiolibro respectivamente.

Para el grupo que escuchó audiolibros, los investigadores escogieron tres lecturas diferentes que fueron reproducidas de manera aleatoria entre los pacientes: La isla del tesoro”, la serie de Harry Potter, o “¡Oh, los lugares a los que irás!” Del Dr. Seuss. Las tres obras fueron escogidas por la calidad de la narración, su legibilidad, gran atractivo y altas calificaciones en sitios web comerciales.

La música de tempo lento arrojó mejores resultados

El equipo notó que las personas gravemente enfermas que escucharon música relajante de ritmo lento empezaron a experimentar delirios con menor frecuencia, ya no necesitaban tantos sedantes y se mantenían más despiertos, lo cual les permitía recibir fisioterapia.

80 por ciento de los pacientes en el estudio calificaron la música como agradable, con la duración apropiada, y además informaron que les gustaba escucharla dos veces al día, resaltando que dichas sesiones los hicieron sentir más normales, tranquilos y con control.

Aunque es de resaltar que la música de tempo lento destacó entre las tres opciones presentadas. La música de tempo lento tuvo un efecto significativamente mayor que la música preferida particular del paciente. Por el contrario, las tres opciones de audiolibros fueron calificados mal, y tuvieron menor aceptación que los dos estilos de música presentados.

Una propuesta innovadora para reducir el delirio

Se trata del primer estudio en determinar la aceptabilidad de la música por parte de los pacientes conectados a ventiladores mecánicos, y aunque se trata de un trabajo piloto, actualmente se encuentran realizando ensayos clínicos con poblaciones más robustas.

De seguir obteniendo buenos resultados, colocar auriculares y reproductores de audio a estos pacientes podría reducir sustancialmente la frecuencia del delirio, y con ello, reducir los efectos nocivos de este sobre la personalidad y calidad de vida de los pacientes. Un hallazgo esperanzador en vísperas de la celebración del Día Mundial de Concienciación sobre el Delirio, que se celebra cada 11 de marzo.

Referencia:

Decreasing Delirium Through Music: A Randomized Pilot Trial. https://aacnjournals.org/ajcconline/article/29/2/e31/30855/Decreasing-Delirium-Through-Music-A-Randomized