Boeing

El portal New Scientist compartió una investigación que señala que la Oficina de Investigación Naval de Estados Unidos está desarrollando un peligroso y potencial proyecto robótico que permitiría que los submarinos sean capaces de asesinar con solo usar inteligencia artificial.

De acuerdo con la información filtrada, el proyecto de la Marina de Estados Unidos recibe el nombre de CLAWS y contempla el desarrollo de robots submarinos armados con misiles que podrán dispararse de forma autónoma, sin intervención humana, señala la fuente.

En los documentos se describe a CLAWS como un “sistema autónomo de armas submarinas no tripuladas” que podría instalarse en robots submarinos como el submarino Orca desarrollado por Boeing.

El aterrador reporte señala que la Marina de EE.UU. está desarrollando este proyecto de forma clandestina, utilizando algoritmos y rutinas basadas en inteligencia artificial, así mismo, está equipando robots con sensores complejos.

Estas embarcaciones estarán armadas con 12 tubos de torpedos que podrían ser controlados por CLAWS sin ninguna intervención de un humano. Extenderá clandestinamente el alcance de grandes UUV (vehículos submarinos no tripulados) y aumentará las áreas de misión a efectos cinéticos.

“Los CLAWS ‘aumentarán las áreas de misión a efectos cinéticos’, dicen los documentos: los militares hablan por destruir cosas”, afirma New Scientist en el informe.

Aumenta número de ciudades especializadas para probar coches autónomos

Los documentos muestran un presupuesto donde la Ofcina Naval describe todo lo que utilizará para el desarrollo de CLAWS:

El costo estimado de este informe para el Departamento de la Marina (DON) es de USD$ 11,862.El costo total estimado para apoyar el DON el material de justificación presupuestaria es aproximadamente USD$ 2,970,459 para el año fiscal 2020. Esta incluye USD$ 82,977 en suministros y USD$ 2,887,482 en labor.

Una vez más la inteligencia artificial y otras nuevas tecnologías se encuentran en el ojo del huracán debido al peligro potencial que podrían representar en proyectos como estos, si bien, hemos hablado acerca de los riesgos de emplear estas tecnologías en sectores de la seguridad, muchas veces las consecuencias dependen del uso que le den los poderosos.

Stuart Russell, profesor de ciencias de la computación en la Universidad de California, dijo a New Scientist que: “Equipar un vehículo totalmente autónomo con armas letales es un paso significativo, y uno que corre el riesgo de una escalada accidental de una manera que no se aplica a las minas marinas”.

Más en TekCrispy