A lo largo de cada año, Apple lleva al mercado sus nuevas propuestas para los equipos que desarrolla para que se conviertan en la siguiente generación de sus líneas. Ya se ha vuelto una costumbre que a inicios de año la empresa llegue con algunas propuestas nuevas de hardware y que, para finales del mismo, se reserven las más grandes sorpresas.

Aunque este ya se trata de un patrón bien establecido, lo que sigue instando a las personas a hacerle seguimiento es el misterio que guardan los equipos en sí. Ya que, a pesar de que existen pequeñas filtraciones, Apple suele tener la menor cantidad de las mismas, comparada con otras empresas.

Asimismo, la compañía suele manejarse con extrema discreción, siendo cuidadosa de no confirmar ni negar nada. Ello como una forma de mantener la intriga y las expectativas altas hasta el verdadero momento de la revelación.

El retraso podría ser de unos meses

En esta oportunidad, parece que esta táctica de extrema secrecía también ha sido la elegida por Apple para manejarse ante los brotes del coronavirus. Ya que, parece ser el método que con el que han decidido manejar el retraso del iPhone 12.

De este equipo hemos podido llegar a conocer muy poco, como por ejemplo algunos pequeños datos sobre su diseño y también su salto a la tecnología OLED y 5G. Más allá de ello, los datos eran escasos. Aun así, si de algo estábamos seguros era de que llegaría a nosotros en septiembre. Ahora, ello no se ve tan posible.

A través de los años, este mes cuyo cierre le da inicio al último trimestre del año ha ido quedando como el designado para los grandes eventos de revelación de Apple. Iniciando o a mitad del mismo, la empresa acostumbra hacer su evento, para luego sacar al mercado los equipos presentados a finales del mes.

Ahora, lo más probable es que la presentación del iPhone 12 se retrase este año por lo menos hasta octubre. Asimismo, es posible que su llegada al mercado no ocurra en ese mes tampoco, sino en los venideros.

El coronavirus, la razón detrás de todo esto

Muchos de los componentes que la empresa usa para desarrollar sus equipos tienen sus orígenes de manufactura en Asia. Por lo que, los crecientes brotes del coronavirus en prácticamente todos los países de ese continente hacen que Apple deba ser precavido.

Ya países como China han limitado en gran medida su producción y disminuido su intercambio con el mundo para intentar frenar la propagación del virus. Ahora, otras naciones o empresas están tratando de seguir sus pasos, ya sea para evitar contagiar a otros o para evadir ser contagiados.

Apple es una de estas últimas y ha tomado medidas meticulosas para evitar que el coronavirus pueda esparcirse más a su costa. Para ello, ha limitado los viajes e intercambios comerciales con Asia por lo menos hasta abril.

Esto claramente los perjudica puesto que, las embarcaciones con componentes que salen de Taiwán son vitales para que la empresa sea capaz de diseñar sus equipos. Sin embargo, hasta que el ambiente mundial sea más seguro, lo más probable es que la empresa tome la decisión de mantenerse a raya.

¿Un posible patrón para este año?

Este no es el primer rumor que se esparce sobre un posible retraso en las entregas de Apple para este 2020. Recientemente, también se supo que el iPhone 9, esperado para este mes, seguramente retrasará su llegada hasta el segundo trimestre del año.

Los motivos detrás de este cambio de fechas son los mismos que los del iPhone 12, precauciones contra el coronavirus. Probablemente, mientras la situación mundial con respecto a esta enfermedad no cambie, podamos ver más situaciones de este estilo –y no solo en Apple.