La hepatitis B es una enfermedad que afecta al hígado causada por un virus que se transmite por sangre y fluidos de una persona infectada. En la actualidad existe vacuna para no contraerla, pero aún así hay más de 250 millones de personas infectadas crónicamente, lo cual es motivo de preocupación para las autoridades sanitarias.

La razón radica en que, a pesar de existir vacuna, la enfermedad no tiene una cura definitiva. Una persona infectaba con el virus de la hepatitis B deberá recibir tratamiento con antivirales por el resto de su vida, pero estos no reducirán el riesgo de desarrollar cáncer de hígado y otras enfermedades hepáticas.

Ahora, intentando conocer un poco más sobre esta afección, los investigadores de la Universidad de Princeton han identificado un conjunto de proteínas humanas de las que se vale el virus de la hepatitis B para establecerse permanentemente dentro de las células del hígado.

El virus se repara para quedarse

Cuando el virus de la hepatitis B ingresa por primera vez a las células hepáticas del organismo huésped, su genoma exhibe varias imperfecciones que, de ser reparadas, permitirán que el virus establezca una infección permanente.

Para lograrlo, el virus se apoya en una maquinaria de reparación de ADN de su célula huésped, sin embargo, la ciencia no había podido identificar los componentes necesarios para poder establecerse.

Cinco factores esenciales

Los investigadores decidieron recrear este proceso en un tubo de ensayo y probaron docenas de factores de reparación de ADN, pudiendo identificar solo cinco factores purificados de células humanas que resultaban suficientes para este proceso. Con tan solo eliminar uno de estos cinco se podía evitar que la reparación de los huecos se completara y, por consiguiente, evitar la infección.

En su documento publicado en la revista Nature Microbiology resalta uno de los factores de reparación esenciales: la ADN polimerasa delta, la cual puede inhibirse con un medicamento llamado afidicolina.

De hecho, el equipo ya ha comprobado que el tratamiento con este fármaco puede prevenir la reparación del ADN del virus, no solo a nivel de laboratorio, sino también en las células del hígado infectadas, lo cual sugiere un avance importante en la búsqueda de una cura definitiva.

Referencia:

Core components of DNA lagging strand synthesis machinery are essential for hepatitis B virus cccDNA formation. https://www.nature.com/articles/s41564-020-0678-0