Ya todos lo sabemos, las superficies de nuestros teléfonos son unos de los elementos más sucios con los que entramos en contacto en nuestro día a día. Las mismas, no suelen estar llenas con nuestra propia grasa, sudor y bacterias, sino que también suelen atrapar todo lo que haya en el ambiente.

Para colmo, esta superficie llena de gérmenes termina llegando directo a nuestra cara, o en su defecto a nuestras manos –que, de todos modos, después tocan nuestro rostro. La verdad es que, mucho de este problema de limpieza se debe a los métodos que se admiten para limpiar estas superficies.

Por lo general, se dice que las mismas no deben entrar en contacto con fuertes desinfectantes pues pueden dañarse. Como consecuencia, muchas de ellas tienden a estar mucho más sucias de lo que deberían.

Ahora, sabemos que por años compañías como Apple han advertido de los perjuicios de las sustancias limpiadoras en sus equipos. Sin embargo, el aumento en el contagio del coronavirus alrededor del mundo ha hecho que la empresa cambie de opinión.

Apple se ha flexibilizado con las toallitas alcoholadas

Lo primero que es posible notar ahora es que, en la página de Ayuda de Apple, existe una nueva categoría. La misma se identifica por el título “¿Está bien que limpie mis equipos con toallitas con alcohol?”.

Bajo el mismo, la empresa aclara que, en efecto, se pueden usar toallas con alcohol para limpiar las superficies de los equipos Apple –como la pantalla del iPhone, o del iPad, el teclado de las Mac, entre otros.

Sin embargo, explica que todo debe ser hecho bajo ciertos cuidados. Por ejemplo, el nivel de alcohol isopropílico debe ser del 70% para evitar dañar los equipos. Asimismo, otra alternativa más específica son las toallitas desinfectantes Clorox que, la propia Apple, acepta como una alternativa segura para mantener limpios los dispositivos sin dañarlos.

Aclaran también que es vital que nunca se expongan los equipos a ningún tipo de blanqueadores ni a cloro. Finalmente, advierten que se debe evitar que la humedad entre por las ranuras al dispositivo y que, por supuesto, nunca se debe intentar sumergirlo directamente en ninguna solución.

¿Por qué el cambio?

Esta modificación en sus planes ha venido como una respuesta de Apple a los constantes avances del coronavirus. Se sabe que el mismo es altamente contagioso y que, además, es capaz de sobrevivir en las superficies sin un anfitrión hasta por 10 días.

Por lo que, la limpieza y estrictas prácticas de higiene son vitales para poder mantener al coronavirus a raya. Debido a esto, incluso si no es lo acostumbrado, la propia empresa está comenzando a recomendar este método de limpieza más eficiente que permitirá que sus equipos se mantengan mucho más limpios.

Estos son los motivos por los que Apple no las admitía

Dentro de las anteriores declaraciones de Apple en su página de ayuda con respecto a las toallitas con alcohol se decía que las mismas podían ser perjudiciales para el equipo. Ello debido a que, en casos como el del iPhone, la pantalla del mismo está recubierta un componente con oleofóbico (que se usa para repeler el aceite de los dedos y evitar que queden marcadas las huellas dactilares).

Según la empresa, el alcohol podía remover poco a poco este compuesto, por lo que, para mantener la pantalla en su mejor forma era mejor optar por paños suaves y sin pelusas como los usados para limpiar los anteojos.

Aunque es claro que las toallitas alcoholadas igual podrían poco a poco quitar el recubrimiento antes mencionado, mantener la salud personal es más importante que conservar la de los equipos. Apple está consciente de eso y no ha tardado en hacerlo saber a través de este reciente anuncio.