Convertir un archivo de imagen o de cualquier otra índole a formato PDF es una tarea que en más de una ocasión hemos tenido que llevar a cabo. PDF es el formato más solicitado cuando se trata de enviar documentación de cualquier tipo, por la formalidad que implica y además, por la seguridad de que su edición no resulta tan sencilla y puede dejar rastros. Sin embargo, pese a la cotidianidad de esta tarea, en ocasiones si no contamos con una herramienta online o de escritorio que facilite el proceso, las cosas podrían hacerse complicadas.

Pero no todo está perdido y desde Windows es posible realizar esta conversión a través de una herramienta nativa que te presentaremos a continuación.

Convierte archivos en PDF desde Windows

La posibilidad de convertir imágenes y otros documentos a formatos PDF de forma nativa es gracias a una pieza del sistema llamada Microsoft Print to PDF. Se trata de una impresora virtual que se encarga de darles a los documentos una salida en formato PDF en cuestión de unos pocos segundos. Esta herramienta generalmente se encuentra activada por defecto, no obstante, puedes chequear su disponibilidad desde la sección “Programas y Características” que encontrarás en el Panel de Control.

Una vez dentro, verás la opción “Activar o desactivar características de Windows” que te llevará a la ventana con todas las alternativas disponibles. Busca Microsoft Print to PDF y si no está marcada, márcala, para tener acceso a esta opción.

Al tenerla habilitada, si quieres convertir una imagen a PDF, por ejemplo, todo será cuestión de abrirla y luego presionar la combinación de teclas Ctrl+P. Esto desplegará el menú de impresión y en la lista de impresoras encontrarás “Microsoft Printo to PDF”, selecciónala, ejecuta el proceso y de inmediato abrirá en formato PDF de forma automática.

De esta manera, podrás realizar tus propias conversiones sin necesidad de buscar herramientas de terceros.