En marco del mes de la mujer hemos querido dedicar unas líneas a dar a conocer el trabajo de grandes directoras que han dejado huella en el recorrido del cine latinoamericano. Desde Argentina hasta Venezuela, existen fuertes creadoras de historias que cuentan con el talento para llevar sus producciones al tope.

Para nadie es un secreto que aún en el siglo 21, año 2020, las directoras de cine pueden llegar a pasar por debajo de la mesa en cuanto a reconocimiento público y recepción de premios se refiere. Por ejemplo, el caso más reciente en Estados Unidos, involucra a Greta Gerwig –la actriz y directora detrás de la nueva adaptación al cine de ‘Little Women’–.

Gerwig recibió una nominación al Premio de la Academia como Mejor Película por ‘Little Women’, sin embargo, su nombre no formó parte del listado de nominados como Mejor Director –categoría que solo incluyó hombres–. Ahí surgió el siguiente debate: ¿cómo es que la producción es merecedora de una nominación, pero aquella que la dirigió y aportó su visión a la trama, no?

Sin duda alguna podríamos extendernos con respecto al tema, no obstante, estamos aquí para celebrar y dar a conocer el trabajo de quienes han logrado llevar su nombre a la lista de los “mejores directores”.

Argentina

Viajaremos directo a Argentina para conversar sobre Lucrecia Martel y María Luisa Bemberg, ambas directoras y guionistas, que con sus historias han logrado obtener distintos reconocimientos que no solo dejan en alto sus nombres sino el de su país.

En primer lugar, tenemos a Lucrecia Martel quien obtuvo un gran reconocimiento el año pasado cuando fue seleccionada para ser la presidenta del jurado del Festival de Cine de Venecia. Nacida en diciembre de 1966, la directora cuenta con una increíble formación que, sin duda, le ha sido de gran utilidad para toda su carrera.

Graduada en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) de Buenos Aires, Martel dirigió un total de cuatro cortos como ‘El 56’ (1988), ‘Piso 24’ (1989), ‘Besos Rojos’ (1991) y ‘Rey Muerto’ (1995) –el cual logró ganar el concurso Historias Breves del Instituto Nacional de Cine de Argentina (INCAA)–.

Realizó su primer largometraje en 2001, con ‘La Ciénaga’, que le otorgó números premios como el NHK del Festival de Cine de Sundance, el Grand Prix del Festival de Cine latinoamericano de Toulouse, el premio a Mejor Película y Mejor Directora del Festival de Cine de La Habana, el Premio Alfred Bauer Prize del Jurado Internacional en el Festival Internacional de Cine de Berlín y una nominación al Oso de Oro en ese mismo festival.

Desde ‘La Ciénaga’, los proyectos de Martel empezaron a verle “el queso a la tostada”, y, ¿por qué lo decimos? En 2004, cuando le dio vida a su segundo largometraje titulado ‘La Niña Santa’, la directora obtuvo una nominación para optar por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes. Mientras que, cuatro años después, con ‘La Mujer Sin Cabeza’ volvió a repetir la nominación para el festival francés, obtuvo tres galardones en los Premios Sur de ese mismo año y uno en los Premios Fipresci.

Más allá del reconocimiento a sus producciones, Martel recibió, en el 2011, el Premio Konex por ser parte de los 5 mejores directores de cine en Argentina de la década. Sin embargo, si debemos hablar de grandes logros para la directora, tenemos que mencionar el estreno de ‘Zama’ en 2017, producción que fue proyectado en el Festival de Cine de Venecia, dos años antes de sentarse ahí mismo como la presidenta del jurado.

Para el 2019, tres de sus largometrajes formaron parte de las 100 mejores películas de todos los tiempos, que han sido dirigidas por mujeres, de acuerdo a una encuesta emitida por la BBC. Tomando en cuenta que son cuatro en total, que tres reciban las mejores críticas, es un éxito.

Ahora bien, de Martel pasaremos a comentarles los logros de María Luisa Bemberg, cineasta argentina que se despidió del mapa terrenal en 1995, pero cuyas producciones dejaron una huella que ha superado los años.

Bemberg se destacó por abordar, con sus películas, temas como la emancipación y la reivindicación de la mujer –tópicos que si bien se siguen tratando, para los años en los que fueron producidas sus cintas, eran casi que actos de rebeldía de su parte–. Fue una activista femenina tenaz, al punto de convertirse en una de las fundadoras de la Unión Feminista Argentina.

Por ser estrictamente educada en una familia patriarcal, no se esperaba que Bemberg decidiera abordar temas como la emancipación de la mujer, o, por lo menos no lo veía venir la sociedad. Sin embargo, la directora ha admitido que fue su formación lo que la llevó a plasmar artísticamente su punto de vista de la aristocracia argentina.

Se puede ver en las mujeres retratadas en las cintas, quienes son arquetipos rebeldes de mujeres que son observadas algunas veces con valentía y otras con terrible sarcasmo, teniendo que enfrentarse a adulterios, conceptos sociales y religiosos, machismo, consumismo, entre otras cosas. Bemberg era tan honesta que cuando estrenó su primer largometraje aseguró que si algo salía mal nadie diría que fue solo un error, en cambio juzgarían la capacidad de todas las mujeres para hacer cine.

Dentro de todos sus premios se encuentra una nominación para el Óscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, por ‘Camila’, y hasta el momento es una de las siete producciones que han accedido a la lista de la Academia, desde el territorio argentino.

Brasil

Ahora, movemos nuestro viaje hasta Brasil, donde el talento de Katia Lund es destacable, al punto de que una de sus producciones forma parte de los clásicos del cine latinoamericano. Antes de hablar de, por supuesto, ‘Ciudad de Dios’, nos gustaría darles a conocer otros proyectos de la directora que se graduó magna cum laude en la Universidad de Brown.

Quizás algunos –por no decir muchos– desconocían que antes de ser directora de cine, Lund empezó en la industria como asistente de dirección de videos musicales, comerciales y películas, teniendo la oportunidad de trabajar en el increíble video musical de la canción de Michael Jackson, ‘They Don’t Care About Us’, donde no solo trabajó con el Rey del Pop, sino que tuvo la oportunidad de conocer el método de Spike Lee –ganador al Óscar–.

La experiencia de grabar el video en las favelas le abrió los ojos a Lund, quien luego decidió hacer películas sobre quienes vivían en los sectores de bajos recursos para así aumentar la conciencia social sobre lo que ocurría en su país natal, Brasil.

Para 1996, Lund trabajó en el documental ‘Notícias de Uma Guerra Particular’, historia que resulto en una exploración de la pelea que se tenía en curso entre los narcotraficantes armados de las favelas –quienes tenían en sus filas a muchos niños que recurrían a ellos por necesidad económica– y la policía de Río de Janeiro.

El proyecto se estrenó 1999 y recibió una increíble recepción de la crítica, al punto de recibir una nominación para un Premio Emmy. Dichos resultados positivos la llevaron a convertirse en la directora de los videos musicales de muchos artistas de hip-hop en Brasil, y se llevó varios premios MTV Video Music Awards Latin America por su trabajo.

Sin embargo, si hay una producción que marcó la carrera de la directora, esa fue ‘Ciudad de Dios’, cinta que nació de la colaboración entre Lund y Fernando Meirelles. Lamentablemente, cuando la película recibió las nominaciones a los Premios de la Academia, en la categoría de Mejor Director solo apareció el nombre de Meirelles.

Colombia

Llevamos nuestro viaje hasta Bogotá, Colombia, ciudad natal de Cristina Gallego, productora de cine y de televisión, y, fundadora de la compañía productora llamada Ciudad Lunar Producciones. Mejor reconocida por su trabajo como productora de las cintas que dirigía su esposo, Ciro Guerra, en el 2019, Gallego decidió anunciar que daría el saltó a detrás de la cámara.

“El paso a codirigir era algo que ya veníamos trabajando; un paso natural de lo que veníamos haciendo”, afirmó Gallego cuando dio la noticia. ‘La sombra del caminante’ (2004), ‘Los viajes del viento’ (2009), ‘El abrazo de la Serpiente’ (2016) y ‘Pájaros de verano’ (2019) forman parte de los títulos que están en la lista de la productora.

Sea apoyando a su esposo o dirigiendo el circo, las producciones de Gallego se han caracterizado por darle voz a las comunidades que representan, en cierto modo, una minoría, sobre todo aquellas que han sido silenciadas en su país. La productora ha demostrado constantemente que su visión femenina es de gran aporte para las cintas que ha levantado con su otra mitad, y, tanto ha sido el éxito de la dupla que en 2015 recibieron una nominación para la Mejor Película Extranjera en los Premios de la Academia por ‘El Abrazo de la Serpiente’.

Por otro lado, en ese mismo año, recibió el Premio del Público en el Festival Internacional del Cine de Cartagena de Indias por ‘El Viaje del Arcodeón’ y el premio a la Mejor Película en el mismo festival por ‘Sumas y Restas’.

México

La próxima parada en nuestro tour de las grandes directoras de Latinoamérica es, por supuesto, México, y no se puede negar que de todos los países de la región este es uno de los que más exporta cine a nivel internacional. En este caso, conversaremos acerca del recorrido de Patricia Riggen, Natalia Almada y Elisa Miller.

En primer lugar, tendremos a Patricia Riggen, directora mexicana que, aunque muchos no lo crean, se dedicó al periodismo por una fase de su vida y escribió guiones para documentales en México, antes de decidir irse a los Estados Unidos para estudiar una maestría en dirección y escritura de guiones en la Universidad de Columbia.

Fue ahí donde incursionó en la dirección por primera vez, con dos cortometrajes: ‘The Cornfield’ (2002) y ‘Family Portrait’ (2004), con el primero se llevó algunos premios en distintos festivales.

Sin embargo, no podemos hablar de Riggen sin mencionar que fue la encargada de dirigir la producción chilena, con gran recepción a nivel internacional y de la crítica, ‘Los 33’, donde tuvo la oportunidad de trabajar con Antonio Banderas, Mario Casa y Juan Pablo Raba, para contar la historia de los mineros que quedaron atrapados por meses en una mina tras el derrumbe de San José.

Seguro se preguntarán porque saltamos en el tiempo y comenzamos hablando de la producción del 2015, cuando hay otras grandes en años previos. ¿La respuesta? Queríamos destacar que una de las producciones latinoamericanas con mayor presencia en la última década, fue dirigida por una mujer. Es decir, una historia de hombres, fue liderada por una directora.

Ahora bien, también debemos mencionar que Riggen tuvo la oportunidad de trabajar con Kate del Castillo y América Ferrara en 2007 para ‘La Misma Luna’, y, que en 2010 dirigió uno de los éxitos juveniles de Disney Channel, titulado ‘Lemonade Mouth’, producción que por si no lo saben le dio una primera oportunidad del estrellato a Naomi Scott.

En segundo lugar, se encuentra Natalia Almada, especializada en transformar historias en documentales. La fotógrafa y cineasta mexicana reside y trabaja en los Estados Unidos pero se ha encargado de plasmar la visión histórica, política y cultural de su país en distintas producciones que ha llevado a cabo.

Un dato curioso de Almada es que es bisnieta de quien fue presidente de México, Plutarco Elías, que además es el foco de una de sus documentales (‘El General’). Si bien, como ya lo comentamos, su especialidad siempre fueron las producciones documentales, en el 2016 le dio la oportunidad a su primera cinta de ficción, titulada, ‘Todo lo Demás’.

Almada cuenta con un Premio Sundance como Mejor Directora, que recibió en 2009. Adicional, cuenta con un Premio MacArthur Fellow (2012), un Premio Albert (2011), un USA Artist Fellow (2010) y un Guggenheim Fellow (2008).

Por último, pero no menos importante, está Elisa Miller, una considerada galardonada cineasta de México, que se formó en el Centro de Capacitación de Cinematografía de la Ciudad de México. Fue en 2008 cuando se graduó del CCC con un cortometraje titulado ‘Roma’, el cual además ganó el Premio García Bross en el Festival Internacional de Cine de Morelia, el Premio Especial del Jurado en Festival de Cine Internacional Expresión en Corto y el premio a Mejor Película en Imago.

Por otro lado, se convirtió en la primera mujer mexicana en ganar la Palma Dorada en el Festival de Cannes por otro corto de ficción titulado ‘Ver Llover’, que también ganó el Premio Norman McLaren, Premio de Competencia de cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Morelia y El Coral en el Festival de Cine de la Habana.

Miller también fue merecedora del Premio como Mejor Directora en la Categoría Estudiantil, en 2010 –dos años después de graduarse– en el Festival de Cine Internacional de Pune por ‘Vete Más Lejos Alicia’.

Perú

Estamos próximos a culminar nuestro viaje, nos queda pasar por Perú y Venezuela. En esta oportunidad, pararemos en el primero para hablar de Claudia Llosa, quien posee estudios de la Universidad de Lima, de la Universidad de Nueva York y de Sundance.

Sin duda alguna, cualquier latinoamericano que escuche el apellido Llosa pensara en Mario Vargas Llosa, y, en esta ocasión, tendrían toda la razón de hacerlo, porque Claudia es la sobrina del escritor, periodista y político que ganó el Premio Nobel de Literatura en el 2010. Así como del director Luis Llosa.

Muchos dirán que sus reconocimientos pudieron llegar por medio de su apellido, sin embargo, quien haya dedicado de su tiempo a disfrutar del trabajo de Claudia, sabrá admitir que sus logros han llegado por mérito propio. Desde su ópera prima, ‘Madeinusa’,

Llosa ha recibido premios por sus distintos proyectos como por el guion de dicha producción en el Festival de La Habana y una beca de la Fundación Carolina y Casa de América al Curso de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos Iberoamericanos.

Otra de sus cintas, ‘La Teta Asustada’ se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 2009, donde además obtuvo el Premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI), así como el Oso de oro. Por otro lado, ella también contó con su propia nominación en el Óscar, como Mejor Película Extranjera, en el 2010.

A finales de 2011, logró encargarse de una serie de cortos que fueron producidos por TNT, donde presentó uno propio llamado ‘Loxoro’, que trataba acerca de las fronteras existentes entre lo que es masculino y femenino en la comunidad gay y transexual en Perú.

Venezuela

Ahora sí, hemos llegado a la última parada de nuestro viaje: Venezuela. Y, antes de que cualquiera quiera ser sarcástico o político, en realidad el país de los tres colores y las ocho estrellas quedó de último por un tema de letras –su nombre comienza con “v” pequeña–.

Si bien muchos podrían considerar que de Venezuela no salen más que conflictos políticos y petróleo, quedarán asombrados al saber que dos de las más reconocidas directoras de Latinoamérica son nacidas en esas tierras. Estamos hablando de Margot Benacerraf y Fina Torres.

Por su parte, Margot nació en Caracas, Venezuela y es una verdadera promotora cultural del país. Sin dudas, es una de las figuras más destacadas del cine venezolano, tanto por sus obras documental como por su forma de tratar los temas del país en las imágenes. Es la fundadora de la Cinemateca Nacional de Venezuela y su directora por tres año consecutivos.

Benacerraf formó parte de la Junta Directiva del Ateneo de Caracas y en 1991, con Gabriel García Márquez, creó Fundavisual Latina, un espacio destinado a promover el arte audiovisual latinoamericano. Sus producciones incluyen documentales de gran reconocimiento nacional como ‘Reverón’ y ‘Araya’ –el primero ilustra la vida de Armando Reverón y el segundo se dedica a plasmar el trabajo que se llevó a cabo en las salinas de Araya–. Ambas producciones figuran en la lista de los mejores documentales del mundo.

Para culminar, se encuentra Fina Torres, diminutivo de Josefina Torres Benedetti, productora y directora venezolana ganadora del Premio Cámera d’Or del Festival de Cannes por su primera producción, ‘Oriana’ (1985).

Ha tenido el placer de trabajar, y dirigir, a estrellas españolas de gran reconocimiento como Ariadna Gil y Penélope Cruz, así como ha trabajado para Fox Searchlight. En 2010, escribió y dirigió la cinta ‘Habana Eva’ (Mejor Película, Premio Mesquite Festival de Cine en San Antonio, Mejor Película en el Festival Internacional de Cine Latino en Nueva York, Mejor Película y Segundo Premio de la Audiencia en el Festival Internacional de Cine Latino en Los Ángeles, Mejor Película de la Audiencia en el Festival Internacional de Cine Amazonas, Mejor Largometraje de Ficción Nacional en el Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño de Margarita, Mejor Actriz de Reparto en el Festival Internacional de Cine de Mérida y Premio Cines Unidos, Caracas, Venezuela como la Cineasta venezolana con mayor trayectoria internacional).