La epidemia del coronavirus se ha vuelto cada vez más preocupante en el mundo. En estos momentos, ya hay más de 70 países con casos confirmados y el número de contagiados se alza por encima de los 90.000.

Con cada día que pasa, la enfermedad avanza un paso más y llega a nuevas fronteras enfermando a nuevas poblaciones. Ahora todos los gobiernos del mundo se están uniendo para tomar acciones conjuntas de forma global, y también medidas individuales nacionalmente, para combatir el contagio del SARS-CoV-2.

Es claro que las acciones que estos decidan tomar jugarán un papel decisivo en cuanto al alcance que tendrá en COVID-19 en cada nación. Sin embargo, como un punto incluso más importante, se podría mencionar lo vital que será la participación y cooperación ciudadana de forma individual. Ya que será solo a través de ella que se podrá o no cumplir con los cometidos de prevención.

La meta actual es la mitigación de los efectos

En este punto, los científicos que recientemente publicaron un comentario en la revista The Lancet, han declarado que, según su visión, la meta actual de la sociedad debería ser la mitigación de los efectos del COVID-19 en el mundo.

Actualmente, es claro que el contener el contagio es una tarea tiránica y que se vuelve aún más compleja por la falta de datos que aún se tiene sobre el mismo. Por lo que, consideran que, además de las acciones gubernamentales, las previsiones que tomen los ciudadanos también serán vitales.

Según los expertos, la forma de hacer que una epidemia se detenga es mantener su número de reproducción en R0 (es decir, que una persona infectada, solo infecte a una más). Si esto sube, entonces una sola persona puede infectar a un grupo y luego cada persona de ese grupo a otro, en una cadena infinita que impide que el virus muera.

En la actualidad, se dice que el coronavirus tiene está en un nivel de reproducción de R2.5. La meta entonces debería ser la de hacer bajar este número y, para ello, se requiere de la participación de todos.

El distanciamiento social es vital

Como la mejor medida de mitigación que pueden ofrecer, el grupo de científicos ha hecho referencia a los sistemas de distanciamiento social. Si cada individuo opta por mantenerse en casa, evitar el contacto físico innecesario, mantener altas medidas de higiene y evadir las grandes reuniones, se podrían reducir en gran medida los niveles de contagio del SARS-CoV-2.

Después de todo, todas estas acciones servirían como una especie de fosa social que proteja a las personas no infectadas de aquellas que puedan estarlo. Es claro que cada nación impondrá sus propias medidas al respecto, pero, si los ciudadanos de forma natural comienzan a tomar estas medidas, será mucho más fácil comenzar a ver buenos resultados. Sobre todo en los países del occidente en los que un bloqueo tan extremo como el realizado por China en la ciudad de Wuhan probablemente no podría llevarse a cabo.

Aún hay que esperar para tener una vacuna

Se dice que el tiempo mínimo de espera para poder tener una vacuna capaz de combatir el COVID-19 es de un año. Por lo que, durante esta temporada será muy importante que las personas hagan su mejor esfuerzo por mantenerse sanas y evitar ser partícipes de actividades que favorezcan el contagio.

Lo que se espera de los gobiernos

Claramente, las acciones ciudadanas deberán ir acompañadas de políticas del gobierno dedicadas a disminuir los espacios que puedan ser peligrosos. Por ello, en los próximos meses podremos ver cómo muchas reuniones sociales como partidos de distintos deportes, conciertos, festivales y demás se cancelan para evitar las grandes conglomeraciones.

Asimismo, los trabajos, colegios y demás áreas que podrían ser de alto riesgo una vez se detecte el coronavirus también tendrán que ser temporalmente suspendidos. Ya que, estas medidas sentarán las bases de seguridad para la salud de los ciudadanos. Pero, solo en el trabajo y esfuerzo conjunto por parte de ambos sectores (gobiernos e individuos) se podrá ver un verdadero frente de resistencia ante esta epidemia mientras se espera por una cura.

Referencia:

How will country-based mitigation measures influence the course of the COVID-19 epidemic? https://www.thelancet.com/pb-assets/Lancet/pdfs/S0140673620305675.pdf