A medida que la rehabilitación del accidente cerebrovascular se ha movido hacia enfoques multimodales, las intervenciones basadas en la música, incluida la Terapia Musical Neurológica (TNM), han mostrado efectos promisorios en la mejora de la recuperación física y cognitiva de los pacientes.

Aunque para algunos puede lucir como una idea abstracta, los resultados de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Anglia Ruskin y la Universidad de Cambridge sugieren que la musicoterapia podría tener beneficios tangibles en el mundo real para los pacientes que se recuperan de un derrame cerebral.

Estrategia evaluada

Se entiende que la musicoterapia ayuda a los pacientes con accidente cerebrovascular a través de la regulación del estado de ánimo, la concentración mejorada y la promoción de cambios en el cerebro para mejorar la función, conocida como reorganización neural.

En un esfuerzo por ampliar el conocimiento sobre la viabilidad y la aceptabilidad de la TMN en un entorno clínico, el equipo de investigación evaluó una cohorte que incluyó a más de 200 pacientes de la unidad de rehabilitación de accidentes cerebrovasculares del Hospital Addenbrooke.

El estudio encontró que las sesiones de musicoterapia tuvieron un efecto positivo en la neurorrehabilitación de los pacientes, así como en su estado de ánimo.

Mediante el uso de cuestionarios, los investigadores obtuvieron retroalimentación y calificación sobre si la TMN fue percibida como útil o no por pacientes, familiares y el personal de atención médica.

Las respuestas a los cuestionarios variaron de 1 (no útil) a 4 (muy útil). Los pacientes incluidos en las sesiones de TMN también completaron una escala visual análoga del estado de ánimo antes y después de cada sesión.

Además de tocar instrumentos físicos (teclado, batería y percusión manual), en el ensayo se utilizaron iPads con instrumentos con pantalla táctil para ayudar a los pacientes con la rehabilitación de las manos, mejorando la destreza de los dedos y el entrenamiento cognitivo.

Un total de 201 pacientes fueron remitidos a la musicoterapia durante el período de 2 años. La edad media de la población de estudio fue de 73,23 años, el 43,5 por ciento eran mujeres.

Resultados favorables

Cuando fueron encuestados, los pacientes  informaron que las sesiones de musicoterapia les resultaron útiles con una calificación media de 3,34. Del mismo modo, los familiares encuestados indicaron que las sesiones de TMN eran una parte útil de la rehabilitación del accidente cerebrovascular con una calificación de 3,84. Los miembros del personal de atención médica encuestados también indicaron respuestas similares con una calificación de 3,81.

Las intervenciones basadas en la música han mostrado efectos promisorios en la mejora de la recuperación física y cognitiva de los pacientes que se recuperan de un derrame cerebral.

Al examinar los datos de la escala de estado de ánimo, los investigadores observaron una reducción significativa de las respuestas “tristes” y un aumento de las “felices” inmediatamente después de una sesión.

Estos resultados muestran que la musicoterapia en la recuperación del accidente cerebrovascular es favorable. Dado el costo relativamente bajo de la intervención y la necesidad de contar con opciones de tratamiento, la TMN es una opción interesante para la recuperación de pacientes con accidente cerebrovascular.

Sobre la base de estos positivos resultados, los investigadores están preparando una propuesta para instalar un puesto de sesiones permanentes de musicoterapia financiadas por el Sistema Nacional de Salud en la sala de accidentes cerebrovasculares del hospital de Addenbrooke en Cambridge, donde se llevó a cabo el estudio.

Referencia: Neurologic music therapy in multidisciplinary acute stroke rehabilitation: Could it be feasible and helpful? Topics in Stroke Rehabilitation, 2020. https://doi.org/10.1080/10749357.2020.1729585