Como muchos saben, el sistema inmune de un organismo es el encargado de combatir agentes externos como las bacterias y los virus para evitar que hagan estragos. Dicho así suena bastante sencillo, pero en realidad esto involucra una serie de procesos bastante complejos que aún no se comprenden por completo.

Pero un equipo de científicos de la Escuela de Medicina Grossman, de la Universidad de Nueva York, ha identificado un nuevo mecanismo de protección: una especie de “señuelo” en las células humanas y animales que les permite protegerse de toxinas potencialmente peligrosas liberadas por invasores externos.

Científicos revelan nueva información sobre los misteriosos virus gigantes

Los exosomas actúan como esponjas

El nuevo estudio, publicado en la revista Nature, partió de los hallazgos de un trabajo anterior realizado por el mismo equipo, el cual mostró cómo las toxinas bacterianas se unen a las células durante una infección.

Pero en esta oportunidad descubrieron que las células que son expuestas a bacterias liberan exosomas, pequeños paquetes recubiertos de proteínas que actúan como señuelos y se unen a las toxinas de bacterias como las producidas por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), resistente a muchos antibióticos.

Por medio de esta absorción, las toxinas neutralizan la acción de las bacterias y es así como las células logran mantenerse seguras. En caso contrario, si las toxinas se dejaran transitar libremente, estas terminarían uniéndose a las membranas externas de las células y destruyéndolas.

Tiempo para activar otros mecanismos

Ken Cadwell, uno de los investigadores involucrados, explica que los exosomas son como esponjas. Absorben las toxinas impidiendo que estas ataquen a las células por un tiempo, “mientras que las toxinas que no están acorraladas se excavan a través de las membranas celulares”. Esto no solo permite proteger a ciertas células, sino que también hace ganar tiempo al sistema inmune para activar otros mecanismos como las células T para luchar contra la infección.

“Este mecanismo de defensa también le da algo de tiempo a otras defensas inmunes ampliamente reconocidas, como las células T que atacan a las bacterias o los anticuerpos, para activar y combatir la infección directamente”.

Dicho de manera más sencilla, las células que tuvieron contacto con bacterias murieron, mientras que las que estaban presentes los exosomas que absorben las toxinas sobrevivían. Según indican los investigadores, estos mecanismos de defensa celular son comunes en los mamíferos, incluyendo a los seres humanos.

Pero señalan que este hallazgo también podría explicar por qué aunque tantos estadounidenses tienen bacterias como MRSA en su cuerpo, son muy pocos lo que mueren por estar infectados con ella.

Estos podrían incluso generar nuevos enfoques de prevención y tratamiento de infecciones, como fortalecer el sistema inmunológico inyectando vesículas artificiales similares a los exosomas que cumplan la función de absorber las toxinas, o bien estimular la producción de exosomas para aumentar las defensas del cuerpo.

Referencia:

Un nuevo sistema de defensa celular utiliza señuelos para protegerse de las toxinas. https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-nuevo-sistema-defensa-celular-utiliza-senuelos-protegerse-toxinas-20200306070550.html

Más en TekCrispy