Con la llegada del nuevo año, ya las grandes empresas del mundo de la tecnología se encuentran planeando y hasta presentando las entregas de su próxima generación en diseños. Aunque en enero la mayoría de los eventos de este estilo se llevaron a cabo con normalidad, la verdad es que el continuo avance que ha tenido el coronavirus en el mundo ha hecho que el terreno de juego cambie.

Ya no son pocas las reuniones y eventos que se han cancelado como una precaución para evitar el contagio del COVID-19. Por lo que, no sería extraño que, mientras no se encuentre una cura o una forma más eficiente de prevenirlo, las empresas continúen optando por mudar sus actividades a un terreno digital.

Apple ha retrasado sus órdenes de componentes para el iPhone 9

Un ejemplo de estos cambios en los planes de las grandes empresas los podemos ver en las recientes acciones de Apple. Se esperaba que la compañía para este mes hiciera la presentación oficial del que sería el sucesor de iPhone SE, el iPhone SE2, al que se cree que han denominado iPhone 9.

El mismo vendría con un diseño muy similar al del iPhone 8, con sus esquinas redondeadas y un sistema de reconocimiento de huella dactilar. Para iniciar en el mercado, se esperaba que su precio fuera relativamente bajo, pidiendo unos 399 dólares por su versión más básica.

Sin embargo, los encargos de los componentes que serían parte de este equipo se han retrasado. Ahora, la base de proveedores de Apple en Taiwán ha visto su envío suspendido hasta por lo menos mayo de este año.

Según los planes, la entrega debía realizarse en el primer trimestre. No obstante, con la velocidad con la que el coronavirus se ha extendido en las últimas dos semanas, tal parece que Apple no quiere correr ningún riesgo.

Posiblemente la presentación sea online

Es cierto que la presentación de un equipo no necesariamente coincide con su llegada al mercado. Por lo que, Apple podría optar por realizar su evento de presentación de forma virtual para dar a conocer al mundo la existencia del iPhone 9.

Pero, por los momentos, parece que esta no es la estrategia que la compañía planea llevar a cabo. Ello debido a que, hasta ahora, la misma no ha hecho ni un solo comentario con respecto a sus planes. Por lo que, podríamos asumir que, además de su medida de retrasar el encargo de componentes, la compañía aún se encuentra deliberando para elegir el mejor plan de acción.

Protegiendo las ventas

Uno de los motivos por los que tal vez la empresa podría optar por esperar podría tener que ver con el delicado estado actual de la economía mundial. En estos instantes, los mercados globales se han visto gravemente afectados.

Acciones como la suspensión de la producción en varias áreas de China, la caída del mercado turístico y también la venta e intercambio de muchos productos entre países ha hecho que la economía del mundo comience a tambalearse. En las bolsas de valores de todo el globo incluso las acciones de las grandes compañías han comenzado a caer –siendo tan solo unas pocas excepciones las que se muestran favorecidas por la situación.

En medio de una situación como esta, sacar al mercado el iPhone 9 sería más una apuesta que un movimiento mercantil bien pensado. Después de todo, su relativo bajo precio puede ser bien acogido, o el equipo simplemente puede llegar a ser ignorado por completo debido al coronavirus –sobre todo si no se realiza un evento presencial para presentarlo.

Entonces, por ahora, podría ser que la mejor opción de Apple es esperar a que las aguas se calmen antes de presentar su nuevo equipo. Ya que, de otro modo, incluso podría terminar por convertirse en uno de los primeros productos afectados por el coronavirus.