Una compañía de biotecnología llamada Profusa, se encuentra trabajando en un biosensor que podría ayudar a detectar gripes, virus y hasta pandemias con tres semanas de anticipación. El proyecto está financiado actualmente por DARPA, el departamento de investigación de la Defensa estadounidense.

Profusa busca ser líder en el desarrollo de estos sensores que se adhieren a la piel con el fin de detectar la temperatura o el comportamiento del organismo en tiempo real. En este sentido, la compañía anunció el inicio de un estudio financiado por DARPA, para determinar si su biosensor puede ayudar a detectar la gripe hasta tres semanas antes. La esperanza es que eventualmente podría usarse para erradicar pandemias o bioataques en el futuro también.

De acuerdo con la investigación, el sensor actualmente está compuesto de dos partes que permiten la mejor interacción con el organismo:

 

El sensor tiene dos partes.

Uno es una cadena de hidrogel de 3 mm, un material cuya red de cadenas de polímeros se usa en algunas lentes de contacto y otros implantes. 

Insertado debajo de la piel con una jeringa, el cordón incluye una molécula especialmente diseñada que cambia de color cuando el cuerpo comienza a combatir una infección.

La otra parte es un componente electrónico unido a la piel. Envía luz a través de la piel, detecta si se produce un cambio de color y genera una señal que el usuario puede enviar a un médico, sitio web, etc.

La capa de oxígeno Lumee monitorea los níveles de oxígeno de los tejidos, esto se transmite a través de una sonda adherida a la piel para transmitir la información a un smartphone o cualquier dispositivo. De acuerdo con los científicos, las fluctuaciones en el nivel de oxígeno puede indicar si una persona se está enfermando, mucho antes de que esta se de cuenta.

“La plataforma de oxígeno Lumee puede funcionar como una especie de canario en una mina de carbón para enfermedades infecciosas, ya que los cambios sutiles en el oxígeno a nivel de los tejidos pueden indicar problemas y pueden ayudar a los médicos a corregir el curso rápidamente para evitar brotes”, dijo Ben Hwang, presidente. y CEO de Profusa, dijo en el comunicado de la compañía.

Si bien el objetivo de un dispositivo de este tipo es evitar pandemias o ataques bioquímicos, resulta un tanto tenebroso saber que podrías tener un sensor u otro elemento inyectado en la piel monitoreando y compartiendo información. Sin embargo, DARPA afirma que este sistema solo se limitaría a compartir la información necesaria para analizar los niveles de salud de las personas.

Cabe destacar que este es un proyecto en desarrollo, pero es muy probable que desate una ola de opiniones encontradas entre defensores de seguridad, privacidad y hasta integridad de las personas.