Desde hace un par de años, una coalición de esfuerzos entre naciones se ha llevado a cabo para hacer que la tecnología y el transporte autónomo den otro gran salto. Ya hemos escuchado hablar de los vehículos autónomos y en ocasiones hasta hemos visto a algunos en acción.

Ahora que la tierra está comenzando a ser conquistada por este modelo de transporte, las miras se posan en nuevos horizontes, específicamente, en los del mar. En estos momentos, se está desarrollando un proyecto conocido como Mayflower Autonomous Ship (MAS) que busca crear un barco capaz de navegar en el océano sin la necesidad de contar con un piloto ni con tripulación.

España aprobará la "Tasa Google" para cobrar impuestos a los gigantes tecnológicos

Las pruebas preliminares han iniciado

A partir de hoy, en la bahía de Plymouth en Inglaterra, inician las pruebas preliminares de quien será el capitán de la nave, la inteligencia artificial (IA). La misma hace uso del IBM POWER AC922 de IBM para la realización de procesos de razonamiento y aprendizaje –cabe destacar que este se trata del mismo procesador utilizado por las súper computadoras de la compañía.

IA del capitán virtual del MAS en acción.

Asimismo, el equipo cuenta con los datos y la coordinación provistos por la organización sin fines de lucro, PROMARE (Promoting Marine Research and Exploration). Gracias a la misma, universidades como la de Plymouth y la de Birmingham se han unido a la labor de diseñar, preparar y utilizar este barco como una fuente de nueva información para futuras investigaciones científicas.

Ahora, el capitán será puesto a prueba en un barco propiedad de la Universidad Plymouth conocido como “Plymouth Quest”. En los siguientes meses las pruebas se harán con un breve personal a bordo para medir las habilidades del capitán virtual y asegurarse de que el mismo reaccione como se debe a su alrededor.

Luego, en mayo finalmente tendrían que comenzar las pruebas con el bote libre de tripulación. Será acá cuando llegue la prueba de fuego para el capitán virtual antes de que deba zarpar directo al océano Atlántico.

El Mayflower Autonomous Ship (MAS)

El sistema de detección del MAS le permitirá reconocer y evatir obstáculos incluso si se encuentra desconectado de la red en el medio del océano.

Este barco autónomo ha sido construido y diseñado para ser una de las primeras maquinarias inteligentes en cruzar el océano por sus propios medios. Se le ha denominado Mayflower Autonomous Ship en honor al icónico Mayflower que llevó a Estados Unidos a algunos de los primeros pobladores bretones.

Sin embargo, para poder diferenciarlos con más facilidad, es a este último se lo conoce como MAS. El mismo será manejado por la IA que está siendo probada en este momento en las costas de Plymouth.

Se espera que el bote cuente con paneles solares y también con una hélice que le permita aprovechar la energía del viento. De este modo, no necesitará una prácticamente ningún combustible para hacer el viaje. Como una precaución, también cuenta con un motor de Diesel.

Sumado a ello, la embarcación tendrá incorporados 4 sensores distintos destinados a medir las diferentes variables del océano durante su ruta. Ello permitirá recopilar datos vitales para áreas como la meteorología, la oceanografía, la climatología, la bilogía, el desarrollo de más equipos de navegación autónoma y también para los estudios referentes a la polución marina y conservación del ambiente.

Celebrando los 400 años desde el viaje del Mayflower

El nombre de este barco ha venido como una forma de conmemorar el cumplimiento de 400 años entre la realización del icónico viaje y la actualidad. Más allá del nombre y la ruta compartida, ambos botes no podrían ser más diferentes. Sin embargo, si un punto indiscutiblemente tendrán en común es que ambos marcarán un hito importante en la historia de la humanidad.

¿Cuándo podremos verlo?

El esperado barco inteligente con un capitán de IA, capacidad de funcionar con energía solar o eólica más un sistema de recolección de datos marítimos para distintos fines científicos aún no se ha construido. Desde el 2 de septiembre del año pasado, las labores de desarrollo del mismo se están dando en Gdansk (Polonia).

Como se espera que el barco zarpe en septiembre de este año, lo más probable es que la maquinaria esté lista entre julio y agosto. Solo en ese momento el capitán virtual finalmente conocerá la que se convertirá en su nave. Luego, deberá estar zarpando el 6 de septiembre de las costas bretonas.

Algunos detalles extra sobre el MAS

Cortesía de: Promoting Marine Research and Exploration (Promare)

Tal como lo hemos dicho, este equipo zarpará en septiembre desde Plymouth en Inglaterra. Se espera que el mismo siga la misma ruta que en 1620 siguió el icónico Mayflower original hasta las costas de Plymouth en Estados Unidos.

A la nave original le tomó más de dos meses hacer esta travesía, ahora, se espera que su sucesor logre llevarla a cabo en tan solo 12 días. Como es claro, mucho de ello se debe a que será mucho más pequeña y casi 10 veces más veloz (teniendo el Mayflower una velocidad de 2.5 nudos y el MAS una de 20).

Sin embargo, el cambio que claramente se destaca más es el de la tripulación, en su momento, el Mayflower llevó de costa a costa poco más de 130 personas. Ahora, el MAS no contará con ningún tripulante a bordo, pero sí con una “tripulación virtual” que lo mantendrá vigilado y con millones de observadores que podrán hacer las veces de “pasajeros virtuales” y disfrutar de la travesía de la nave a través de los sistemas de realidad virtual y aumentada.

Se espera que el clima sea favorable para la nave durante el viaje, lo que indica que la misma debería llegar al puerto rápidamente y sin problemas. De ser así, se convertiría en el primer vehículo marino no tripulado en cruzar el Atlántico.

Más en TekCrispy