Nuestro corazón día tras día es el encargado de bombear sangre por todo nuestro cuerpo de forma que todos nuestros órganos cuenten con un flujo constante que les permita realizar sus funciones sin problemas. Mientras estamos sanos, estos mecanismos internos funcionan perfectamente en sincronía, como los componentes de un reloj.

Sin embargo, este perfecto equilibrio puede verse afectado cuando cualquiera de los elementos falla. Dependiendo del órgano, el cuerpo puede verse afecto por una gama distinta de problemas cada uno con su propio nivel de gravedad.

Para esta oportunidad, el equipo de investigadores se quiso enfocar en el corazón y su cuidado. Con ello como una meta, han desarrollado una nueva propuesta que debería mejorar nuestra forma de cuidar de él.

Trabajando en equipo

Cortesía de: Copyright American Heart Association.

Lo primero que hicieron notar de su propuesta es que esta se trata de una mezcla de lo mejor ofrece tanto el mundo de la medicina como el de la tecnología. Por una parte, proponen que algoritmos como los usados para la IA y el Machine Learning sean una parte integran de los dianosticos y seguimientos de los cuidados cardíacos.

Asimismo, aseveran que los mismos deben ir acompañados por los años de investigaciones, datos y conocimientos que se han adquirido en campo de la medicina. De este modo, se podría contar con un sistema digitalizado con una capacidad de análisis mucho más rápida y que también se puede usar para obtener resultados más profundos al agregar el factor del conocimiento humano.

“The Digital Twin”

Es de esta perspectiva que surge la propuesta a la que han denominado “Digital Twin” o gemelo digital. Esta hace referencia a la posibilidad de crear modelos virtuales del corazón de las personas utilizando la IA.

Luego, estos modelos pueden ser alimentados con los datos e historial médico del paciente. Así el corazón “gemelo” podrá asimilar toda la información y ofrecer proyecciones mucho más allá de las que darían los datos por sí solos.

Con la vista en el mañana

En general, la recopilación de información y la realización de proyecciones sobre cómo se comportará el corazón a través de probabilidades o preceptos de la física o de la química es camino común a seguir. Sin embargo, a pesar de que se trata de una estrategia ampliamente utilizada por la medicina, tiene sus puntos ciegos.

Por ejemplo, siempre existen factores biométricos que simplemente no pueden ser cuantificados y procesados normalmente. Para tener una idea, podemos hablar de la flexibilidad del corazón, mientras más alta sea, mejor será desempeño pues bombeará más sangre. No obstante, si es más rígido entonces hay más posibilidades de que luego se presente una condición cardiaca.

Obviamente, durante un examen común es imposible tocar el corazón para saber esto. Por lo que, generalmente, estos datos –que muestran ser importantes– a veces pueden quedarse fuera de la investigación. Ahora, con la ayuda del Digital Twin ello no debería ser un problema pues el programa podrá tomar todos los datos y hacer estimados que le permitan calcular dicha elasticidad y tomarla en cuenta a la hora de arrojar predicciones o diagnósticos sobre la salud del corazón del paciente.

Un “Avatar digital” para el corazón

Los investigadores tienen la esperanza de que su método pueda ser tomado en cuenta por la medicina como una especie de “avatar digital” del corazón. De este modo, en los centros de salud se podrían tener copias del mismo, tal como una historia médica, e irlo alimentando con más datos cada vez que los pacientes se presenten para un chequeo.

Usos en la vida diaria

Por si fuera poco, el avatar digital no se quedaría únicamente en la clínica. Ya que en la actualidad existen marca pasos, fitbeats, y demás aplicaciones para monitorear nuestro organismo, el Digital Twin también podría ser parte de esta realidad.

Con él, los pacientes podrían tener un rol más activo en sus tratamientos al tener un acceso constante a sus registros de salud y las proyecciones que arroja el mismo. Con esto, incluso podrían terminar animándose a realizar cambios en su estilo de vida para mejorar las predicciones del gemelo digital.

Como un plus, ambos modelos virtuales –el del paciente y el del hospital– podrían estar conectados, de forma que la información del paciente se mantenga en una constante actualización que haga que los procesos de atención y diagnóstico sean mucho más rápidos y fluidos.

Referencia:

The ‘Digital Twin’ to enable the vision of precision cardiology: https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehaa159