Hasta hace poco se pensaba que el SARS-CoV-2 no podía llegar a los animales domésticos, sin embargo, el panorama ha cambiado por completo con la confirmación de un nuevo caso encontrado en una mascota canina. Las autoridades de Hong Kong confirmaron este miércoles que el perro mascota de un paciente ya diagnosticado con el coronavirus de Wuhan estaba infectado también.

El perro, de la raza Pomerania, resultó positivo repetidas veces para el SARS-CoV-2 desde el pasado viernes, según indicaron los funcionarios, y en vista de ello fue puesto en cuarentena en un centro de animales.

El Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de la ciudad (AFCD) explicó que, al haber estado expuesto a la enfermedad de su cuidadora, es probable que se trate de un caso de transmisión de humano a animal.

Lo bueno es que la situación no parecer ser tan crítica para la pequeña mascota. El organismo también aseguró que los resultados de las pruebas indican que se trata de un “bajo nivel de infección”. De hecho, no ha mostrado ningún síntoma nuevo de la enfermedad.

Sin embargo, el nuevo hallazgo ha dado lugar a nuevas acciones para evitar el incremento de la propagación del brote. Desde el mismo viernes se estipuló que todas las mascotas de las personas infectadas con SARS-CoV-2 en Hong Kong fueron puestas en una cuarentena que durará 14 días. Dos perros ya han sido aislados por ello.

El segundo perro pertenece a un segundo paciente diagnosticado con coronavirus. Curiosamente, esta mascota dio negativo en la primera prueba de diagnóstico de SARS-CoV-2, pero los especialistas repetirán el examen nuevamente antes de proceder a liberarla.

Por el momento, las autoridades seguirán atentas para monitorear de cerca el caso ya confirmado, y esperan devolverlo a su propietaria una vez que las pruebas den negativo para su enfermedad.

Referencia:

Pet dog infected with COVID-19, Hong Kong authorities confirm. https://medicalxpress.com/news/2020-03-pet-dog-infected-covid-hong.html