Las ciencias de la salud y la medicina se han movido a pasos agigantados en los últimos años. A cada momento se realizan más estudios que nos permiten comprender un poco mejor nuestro organismo y cómo mantenerlo sano.

Sin embargo, a pesar de los avances, muchos problemas de salud se están presentando con frecuencia en todo el mundo. Un ejemplo de ello podría ser el notorio aumento en los casos de alergias en niños a lo largo de todo el globo.

La medicina se ha dado a la tarea de estudiar las posibles causas de este aumento en la aparición de estas deficiencias del sistema inmune. Entre ellas, uno de los puntos comunes que han podido encontrar es que, a medida que el porcentaje de niños alergia en el mundo aumenta, también lo hace el porcentaje de nacimientos por cesárea.

Buscando la relación entre la cesárea y las alergias

Con esto en mente, la misión de la investigación recientemente presentada en Archives of Disease in Childhood ha sido la de determinar si existe o no una relación entre estos dos acontecimientos. Para ello, tomaron en cuenta tres condiciones distintas y muy repetidas entre niños con problemas de alergias, el asma, las eccemas (afecciones de la piel) y deficiencias en el funcionamiento pulmonar.

Se tomaron en cuenta estos tres puntos y se trató de establecer una relación entre los niños con reportes de alergia y aquellos que habían venido al mundo por cesárea. Para ello, contaron con los datos recaudados de más de 6.000 niños entre 6 y 7 años en los estudios de HealthNuts y el Longitudinal Study of Australian Children.

Asimismo, hicieron uso de los datos de otros más de 1.500 niños de entre 11 y 12 cortesía del Child Health CheckPoint, que se encargó de recaudar datos con respecto a afecciones pulmonares en los mismos. Con todos estos datos, finalmente pudieron darse a la tarea de comenzar a buscar patrones y analizar los resultados.

¿Por qué la ciencia ha puesto su vista sobre la cesárea?

Como lo mencionamos antes, la cantidad de partos por cesárea ha aumentado exponencialmente en muchas partes del mundo. En la actualidad, del porcentaje mundial de partos, al menos el 20% corresponde a los realizados por cesárea.

Ello, tan solo unas décadas atrás habría sido una cifra impensable, pero, tal parece que solo planea seguir creciendo. Por otro lado, la cantidad de casos en el mundo de asma, eccemas y afecciones pulmonares también han ido aumentando.

Para el caso del asma, la cantidad de niños entre 6 y 7 años en el mundo que lo padecen llega a ser hasta un 12% del total. Por otra parte, de estos mismos, un 8% corresponde a aquellos que sufren alguna clase de eccema en la piel.

No se encontró ninguna relación concluyente

A pesar de que, en efecto, es innegable que ambos porcentajes han ido aumentando con el paso de los años, fue imposible para los científicos encontrar una relación directa entre la cesárea y la aparición de cuadros alérgicos, eccemas, asma y otras afecciones pulmonares.

Se creía que, como el bebé nacido por cesárea no se expone a la fauna bacteriana de la madre al nacer, como lo hacen los que llegan al mundo por parto natural, su sistema inmunológico podría ser un poco más débil. No obstante, esta revisión no ha sido capaz de encontrar ningún vínculo concluyente entre una situación y la otra.

Por ahora, los investigadores aprovechan este estudio como una forma de llevar tranquilidad a los padres. Ya que sus resultados demuestran que el bebé no se encuentra en riesgo mayor de sufrir alguna alergia por haber nacido por cesárea.

De hecho, no fue posible establecer ningún vínculo entre este tipo de parto y problemas pulmonares o de piel. Únicamente se ubicó una pequeña relación entre este y el asma, pero en un porcentaje tan bajo que realmente no hace mucha diferencia con respecto al que se obtendría con un parto natural.

Referencia:

No obvious impact of caesarean delivery on childhood allergic outcomes: findings from Australian cohorts: http://dx.doi.org/10.1136/archdischild-2019-317485