Después de China, los países del continente europeo han experimentado una propagación salvaje del SARS-CoV-2, lo cual ha encendido las alarmas de los aeropuertos y centros de salud para detectar y aislar de manera temprana los nuevos casos y así ganar tiempo hasta el desarrollo de una vacuna.

En este sentido, es necesario resaltar la labor de una agencia relativamente pequeña de la Unión Europea llamada Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), ubicada en Estocolmo, la primera encargada de la lucha contra el virus en la región.

Desde que se detectó el primer caso de coronavirus en 2019, la agencia trabaja de manera conjunta con los Estados miembros y los respectivos organismos de salud público para anticipar los movimientos de la epidemia y establecer las medidas más apropiadas para abordarla.

El origen de la ECDC

Irónicamente, la ECDC se creó en 2004 en vista de la necesidad de sincronizar las respuestas de los países miembros de la Unión Europea contra el brote de virus SARS que también causó una emergencia internacional en 2003.

Las paredes de sus oficinas muestran relojes con la hora local y la hora en la ciudad de Wuhan, en China, epicentro del brote de SARS-CoV-2, así como pantallas de televisión que muestran gráficos y mapas actualizados sobre la propagación de COVID-19, la enfermedad que causa.

También exhiben pantallas LED rojas en las que se lee el mensaje “PHE Level 2 Acute Phase”, que significa “Evento de Salud Pública Nivel 2”, siendo este el más alto en una escala de tres puntos, donde cero es la condición normal.

Sin embargo, esto no debe ser motivo de alarma para la población. El hecho de que el nivel sea tan alto dentro de la agencia es un indicativo de la carga de trabajo que tienen sus miembros más que de la gravedad de la enfermedad como tal. Al haberse propagado por tantos países, se necesitarán más personas para evaluar la situación en cada uno de ellos y a nivel general.

En la primera línea de la batalla contra el SARS-CoV-2

Como ya mencionamos, una de las principales responsabilidades de la agencia es adelantarse al brote, y según se ha informado, cumple con dicha tarea de manera eficiente. Fue la ECDC la que detectó signos del brote del nuevo coronavirus antes de que las autoridades chinas lo reconocieran oficialmente. De hecho, a principios de enero ya tenían información suficiente para activar el modo emergencia en su equipo.

Pero además colectan la información más reciente transmitidas por los medios de comunicación realizando un escaneo minucioso de los mismos. Esto incluye sitios web oficiales de los organismos, los blogs, las redes sociales e incluso algunas plataformas de acceso restringido en la que las autoridades de todo el mundo comparten datos relevantes.

El análisis de estos datos es realizado por un equipo de expertos bien capacitados en enfermedades y el departamento de comunicaciones, luego de lo cual se emiten instrucciones sobre los próximos pasos a seguir. Y aunque suene como algo muy predecible para los adeptos a la literatura y cine sobre epidemias, sus miembros aseguran que “por primera vez en la historia” esta dinámica les ha permitido seguir un brote de esta magnitud.

Referencia:

EU agency takes centre stage in fight against coronavirus. https://medicalxpress.com/news/2020-03-eu-agency-centre-stage-coronavirus.html