Cada 3 de marzo se celebra el Día Mundial de la Audición con el fin de crear conciencia en la población sobre cómo prevenir la sordera y la pérdida de la audición, y de esta forma promover el cuidado auditivo.

Con motivo de la celebración de la fecha, la Organización Mundial de la Salud ha publicado un informe en el que advierte sobre un escenario preocupante: actualmente más del 5 por ciento de la población actual tiene una pérdida auditiva incapacitante, lo cual se traduce a 446 millones de personas. Y, por si fuera poco, se espera que este porcentaje aumente: es probable que para 2050 una de cada 10 personas la padezcan.

Pero el problema no radica únicamente en las dificultades inherentes a la pérdida de la audición en las personas, sino también en los altos costos que esta genera en materia de salud. La OMS estima que la sordera no tratada cuesta anualmente más de 750,000 millones de dólares distribuidos entre costes sanitarios, sociales, apoyo educativo y la pérdida de la productividad.

Mejorar el diagnóstico de la sordera

En este sentido, la OMS ha hecho especial énfasis en la importancia de detectar e iniciar el tratamiento temprano en niños que experimenten pérdida de la audición a fin de garantizar su desarrollo lingüístico y el acceso a la educación para aumentar la probabilidad de integrarse al mercado laboral.

También resaltan la necesidad de realizar evaluaciones preescolares, escolares y ocupacionales a fin de detectar a tiempo cualquier enfermedad del oído o indicio de pérdida auditiva. Para ello, recomiendan la aplicación ‘hearWHO’, que se puede usar para verificar y controlar su audición de manera regular, y decidir si las personas requerirán pruebas de audición más específicas.

Una condición prevenible

Identifican Mecanismo Clave Que Subyace En Algunos Tipos De Sordera
31 por ciento de los casos de pérdida auditiva se deben a infecciones infantiles y durante el embarazo.

Sin embargo, se trata de dificultades que ciertamente se pueden evitar. En su informe, el organismo indica que la mitad de los casos de pérdida auditiva se pueden prevenir con la mejora de medidas de salud pública.

Por ejemplo, en niños menores de 15 años, el 60 por ciento de la pérdida de la audición se atribuye a causas prevenibles como paperas, sarampión, rubeóla, meningitis, infecciones por citomegalovirus y otitis media crónica, infecciones que representan el 31 por ciento de los casos. A estas les sigue complicaciones al momento del nacimiento como asfixia, bajo peso al nacer, prematuridad e ictericia, que representan 17 por ciento de los casos y, por último, un 4 por ciento causado por el uso de medicamentos ototóxicos en mujeres embarazadas y bebés.

¿Cómo prevenir la sordera?

Una de las formas más efectivas de prevenir la sordera es evitar infecciones durante el embarazo y durante la infancia con vacunación.

Ya identificadas las principales causas de pérdida auditiva en los humanos, la OMS expone algunas recomendaciones útiles que pueden ayudar a reducir su prevalencia en la población, como la inmunización.

En la actualidad se han formado algunos grupos que están en contra de las vacunas, sin embargo, los especialistas insisten en que esta es la forma más efectiva de prevenir infecciones infantiles como las ya mencionadas. Asimismo, vacunar a las adolescentes y mujeres en edad reproductiva contra la rubeóla antes del embarazo para evitar complicaciones por infecciones por citomegalovirus y promover programas de salud maternoinfantil.

Pero otro punto de atención es el uso de auriculares y la exposición prolongada al ruido, ya sea por motivos de trabajo o recreativos. La OMS ha solicitado a los gobiernos y a las compañías fabricantes de teléfonos móviles y dispositivos de reproducción de música que reduzcan los niveles de volumen en los mismos como una forma de cooperar con la prevención de la sordera.

Mejorar la calidad de vida de las personas con pérdida auditiva

Mano, Audífono, Sordera, Escuchar
Actualmente existen dispositivos como los audífonos que, junto con terapias, pueden mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Actualmente, las personas con dificultades auditivas pueden llevar una vida con menos limitaciones usando dispositivos especializados como audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos de asistencia. Además, existen terapias del habla, rehabilitación auditiva, entre otras alternativas.

Sin embargo, el obstáculo es el poco acceso de los afectados a este tipo de terapias. La OMS ha informado que la producción mundial de audífonos satisface menos del 10 por ciento de la necesidad mundial, y menos del 3 por ciento de las necesidades de las personas que habitan países en desarrollo.

“La falta de disponibilidad de servicios para instalar y mantener estos dispositivos, y la falta de baterías también son barreras en muchos entornos de bajos ingresos”.

En vista de ello, las autoridades deben hacer especial hincapié en mejorar las políticas de salud pública para incluir una mayor atención al tema de la audición, no solo para mejorar el diagnóstico de dicha condición, sino también para abordarla de una manera en que los afectados no queden aislados del sistema educativo ni laboral.

Referencia:

En 2050 una de cada 10 personas padecerá sordera. https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-2050-cada-10-personas-padecera-sordera-20200303113449.html