Gripe En El Hombre

Durante nuestra infancia nuestros padres nos abrigaban bien y evitaban que nos quedáramos con la ropa mojada luego de bañarnos en la lluvia para evitar que nos resfriáramos. De mayores, seguimos este ejemplo, y cuando se tienen hijos propios, más aún.

¿Pero qué pasa si a final de cuentas se resfrían? Muchos padres primerizos correrán al doctor, mientras las abuelas de seguro recurrirán a sus antiguos brebajes. Otros con más experiencia podrían optar por administrar medicamentos para la tos y el resfriado, la cual puede ser la mejor manera de abordarlo, o al menos eso es lo que la cultura popular y las vivencias los hacen hecho pensar.

Sin embargo, tal parece que las cosas no son tan sencillas como esta práctica sugiere. Para el Dr. Jay L. Hoecker, un especialista en pediatría emérito de Mayo Clinic, los medicamentos de venta libre para la tos y para el resfriado común no siempre son la mejor opción.

Tratamiento de síntomas, más no de la causa subyacente

El especialista explica que estos fármacos de venta libre tienen como objetivo aliviar los síntomas de la tos y los resfriados, más no tienen la capacidad de luchar contra la causa subyacente de los mismos.

De hecho, no hay evidencia de que estos funcionen mejor que un placebo, y por si fuera poco, pueden generar efectos importantes dignos de consideración y sobredosis fatales en niños menores de 2 años. Es por ello que desaconseja el uso de medicamentos de venta libre y analgésicos en niños menores de 6 años de edad.

Otro punto polémico es el de la codeína. La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos ha sido bastante clara al respecto y ha limitado el uso de medicamentos recetados para la tos y el resfriado que contengan opioides como codeína o hidrocodona en adultos mayores de 18 años. La razón la hemos mencionado en varias oportunidades: estos fármacos tienen un alto riesgo de desarrollar adicción, al punto de llegar a sobredosis potencialmente mortales.

Los antibióticos no funcionan contra los virus

Los antibióticos son muy populares debido a su evidente eficacia para combatir infecciones bacterianas, sin embargo, pocos lo saben, pero estos no tienen efecto alguno sobre los virus. Los síntomas del resfriado son causados por virus, por lo que los antibióticos no servirán. En estos casos, es mejor evitarlos, no solo por el hecho de que son ineficaces en la sanación, sino también porque pueden causar resistencia a los antibióticos en el futuro.

¿Qué tomar para aliviar un resfriado común?

Hoecker recomienda el uso de analgésicos de venta libre como el acetaminofén o el ibuprofeno para reducir la fiebre y aliviar el dolor de garganta, dos de los síntomas más debilitantes del malestar. Aunque resalta que la fiebre del resfriado común por lo general es inofensiva.

Ahora bien, si se trata de niños pequeños, es necesario seguir de manera estricta las pautas de dosificación. El doctor desaconseja la administración de acetaminofén en niños menores de 3 meses hasta que un médico lo evalúe y lo recete. De manera similar, desaconseja administrar ibuprofeno a niños menores de 6 meses ni a niños que vomiten constantemente o que están deshidratados.

En el caso de la aspirina, está aprobada para su uso en niños mayores de 3 años, sin embargo, los niños y adolescentes que han experimentado varicela o síntomas similares a la gripe no deben tomar aspirina porque este medicamento se ha relacionado con el síndrome de Reye, una condición potencialmente mortal en tales casos.

Referencia:

Cold medicines for kids: What’s the risk? https://medicalxpress.com/news/2020-03-cold-medicines-kids.html