Justo cuando Apple pensaba que las cosas no podrían estar mal y que el tema de los iPhone ralentizados a causa de la batería eran tema del pasado, una nueva fuente revela que la compañía de Cupertino deberá cancelar la cantidad de USD$ 500 millones en EE.UU.

En el 2017, una mala noticia para los amantes del iPhone hizo eco y mucho ruido dentro y fuera de Apple, pues varios informes señalaban a la compañía de ralentizar la bateria de una serie de iPhone para obligar a los usuarios a adquirir un equipo más nuevo.

Una multa de USD$500 millones

Luego de aceptar su culpa, Apple comenzó a desplegar varios programaspara ayudar a mermar el descontento, sin embargo, no había pagado una suma tan alta como la que ahora ha accedido a cancelar, pues se conoció que la compañía ha acordado cancelar una multa de USD$500 millones en Estados Unidos para cerrar el caso y evitar procedimientos judiciales más largos y tediosos.

De acuerdo con la fuente, esta suma corresponde a unos USD$25 por cada iPhone afectado solo en los EE.UU. correspondiente al iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus y iPhone SE que cuentan con el sistema operativo iOS 10.2.1, la versión que implementó esta característica de reducción de rendimiento.

El ralentizado del iPhone

La compañía no solo tuvo que someterse a varios juicios para demostrar que “no” reducia el rendimiento de los iPhone de forma intencionada si la batería no estaba al 100%, sino que también debió pagar importantes sumas de dinero para cubrir todas las demandas que a nivel mundial se gneraron a causa de este hecho.

En Francia por ejemplo, Apple debió pagar alrededor de USD$27 millones –25 millones de euros aproximadamente–, mientras que en Italia además de cancelar una multa parecida tuvieron que añadir un mensaje de advertencia sobre esta limitación del rendimiento a los equipos.

Una nueva opción

Además de ello, Apple optó por crear un programa de reemplazo de baterías que le ofrecía los usuarios la posibilidad de adquirir una batería nueva por un precio de USD$32 –unos 29 euros aproximados– para todos los iPhone afectados. Cabe destacar que los iPhone más actuales implementan una opción en los ajustes del sistema que permite activar o desactivar esta limitación del rendimiento.