La hipertensión es una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura en todo el mundo.

La hipertensión, que afecta a más de 1.000 millones de personas, es una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura en todo el mundo.

Su fisiopatología implica complejas interacciones entre múltiples factores que incluyen riesgos ambientales, genéticos, de comportamiento y estilo de vida, y factores estresantes que involucran a los sistemas endocrino, metabólico, nervioso autónomo y cardiovascular.

Asociación explorada

Sin síntomas manifiestos, la hipertensión puede permanecer sin ser reconocida y escapar a la detección por un tiempo considerable, durante el cual la elevada presión sanguínea inflige daños en los órganos. Existen múltiples opciones de tratamiento farmacológico y de intervención, pero no todas son bien toleradas, en particular por los pacientes de edad avanzada.

Los resultados de la investigación sugieren que la exposición humana a la luz ultravioleta contribuye a la regulación de la presión arterial.

Una investigación realizada en el año 2010 encontró que la luz ultravioleta (UV) puede contribuir a la salud cardiovascular al liberar óxido nítrico en la piel, y posteriormente se demostró que las exposiciones cortas a la radiación UV disminuyó la presión arterial en voluntarios humanos sanos.

Estos antecedentes impulsaron a un equipo internacional de investigadores a explorar la asociación entre la exposición a la radiación UV medioambiental y la presión arterial sistólica (PAS) en una gran cohorte de pacientes con hemodiálisis crónica en quienes la PAS se determina regularmente.

Para ello, el equipo de investigación examinó las lecturas de la presión arterial de más de 342.000 pacientes en casi 2.200 clínicas en el periodo comprendido entre enero del año 2011 y diciembre del 2013.

Presión arterial más baja

Las lecturas de la presión arterial se promediaron por mes, luego se combinaron con informes sobre la temperatura exterior y la radiación ultravioleta, que también se promediaron en lecturas mensuales. Los investigadores ajustaron variables como el sexo, la edad y el índice de masa corporal de los sujetos.

La hipertensión es una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura en todo el mundo.

El análisis de las casi 46 millones de lecturas de presión arterial recopiladas mostró que la exposición a la luz solar UV estaba asociada con una presión arterial sistólica más baja (la primera cifra en la lectura de presión arterial).

Estos resultados, explican los autores del estudio, plantean la posibilidad de que la insuficiencia de luz solar pueda ser un factor de riesgo para la hipertensión.

Hay que tener presente que se trata de estudio observacional que se limita a identificar una asociación, lo que significa que no puede probar causa y efecto.

Es conveniente recordarle a quienes puedan interpretar estos resultados como una invitación a la exposición indiscriminada a la radiación solar, que los rayos UV contribuyen al cáncer de piel, por lo que los dermatólogos sugieren evitar la exposición directa al sol entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, usar ropa protectora, evitar camas de bronceado y aplicar generosamente protector solar cuando esté al aire libre.

Referencia: Does Incident Solar Ultraviolet Radiation Lower Blood Pressure? Journal of the American Heart Association, 2020. https://doi.org/10.1161/jaha.119.013837