El ministro de Ciencia y Tecnología de Israel, Ofir Akunis, informó que un equipo de científicos hebreos se encuentra a “semanas” de desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus mortal que causa la enfermedad conocida como COVID-19.

El nuevo virus, que ha cobrado la vida de más de 2.800 personas, es miembro de la gran familia de patógenos de coronavirus, la cual también incluye los virus del SARS y MERS. El Instituto de Investigación MIGAL, en Galilea, señaló en un comunicado que una vacuna contra un coronavirus que infecta a pollos los ha acercado un paso más al desarrollo de una preparación farmacológica que brinde protección contra el COVID-19.

Similitudes favorables

Según se informa en el comunicado, un equipo multidisciplinario creó una vacuna contra el virus de la bronquitis infecciosa (IBV) que ha demostrado ser efectiva en ensayos preclínicos.

A nivel mundial, se han confirmado más de 83.000 casos de infección por el nuevo coronavirus y la muerte de más de 2.800 personas.

Los científicos descubrieron que el virus aviar tiene un código genético similar e infecta a las personas de la misma manera que lo hace el nuevo coronavirus mortal en humanos, de los cuales hay más de 83.000 casos.

David Zigdon, Director Ejecutivo de MIGAL, puntualizó que estas similitudes incrementan la probabilidad de lograr una vacuna humana eficaz en un período de tiempo muy corto. Al respecto, comentó:

“Dada la urgente necesidad global de una vacuna contra el coronavirus humano, estamos haciendo todo lo posible para acelerar el desarrollo. Nuestro objetivo es producir la vacuna durante las próximas 8 a 10 semanas, y lograr la aprobación de seguridad en 90 días. Esta será una vacuna oral, lo que la haría particularmente accesible al público en general”.

Acelerar los procesos

La vacuna se basa en un nuevo vector de expresión de proteínas, que forma y secreta una proteína soluble quimérica que suministra el antígeno viral a los tejidos de la mucosa por un proceso conocido como endocitosis autoactivada, lo que hace que el cuerpo forme anticuerpos contra el virus.

Investigadores de todo el mundo están haciendo todo lo posible para acelerar el desarrollo de una vacuna que ofrezca protección contra la infección del coronavirus.

Si se demuestra que la vacuna es eficaz y segura, el despliegue podría ser bastante rápido dado que probablemente se podrían emplear los mismos centros de fabricación en los que se elaboró la vacuna avícola anterior. El desafío será realizar pruebas en humanos rápidamente para demostrar la eficacia y asegurar las aprobaciones de las agencias reguladoras.

En este sentido, el ministro de salud indicó que hacían todo lo posible para acelerar los procesos de aprobación con la meta de llevar la vacuna humana al mercado lo más pronto posible.

Expertos de instituciones en Estados Unidos, Reino Unido, China, Bélgica, Alemania, Rusia y Australia, conjuntamente a compañías de biotecnología como Inovio, Moderna y el gigante farmacéutico Johnson y Johnson, también están tratando de desarrollar una vacuna contra el COVID-19.

Referencia: Breakthrough From Israel’s MIGAL Research Institute in Development of Corona virus (COVID-19) Vaccine. MIGAL Galilee Research Institute News, 2020. http://www.migal.org.il/migal.covid