El mundo de hoy se encuentra claramente experimentando las consecuencias de fenómenos que se han formado por décadas como el cambio climático y el calentamiento global. A medida que las sociedades avanzan, mayores son los recursos que buscan explotar del ambiente para su comodidad.

Ahora esta actitud está pasando factura. Por ello, cada vez más personas buscan nuevas alternativas ecológicas que nos permitan interactuar con nuestro entorno y tomar lo que nos ofrece pero solo en la medida de lo necesario.

Es claro que para hacer un cambio significativo todos tenemos que colaborar tanto individual como grupalmente. Por esto, las grandes empresas tampoco se encuentran exentas de hacer estos importantes compromisos.

Como resultado, cada vez es más fuerte la presión sobre las mismas para que hagan cambios. Ahora, con la más reciente investigación referente a estas instalaciones, podríamos tener pruebas de que algunas ya han empezado a hacer estos cambios justo frente a nuestros ojos.

Los centros de datos han evolucionado

En esta oportunidad, el estudio hizo referencia a las que conocemos como centrales de datos. Gracias a ellas se procesan, almacenan y distribuyen millones de datos en el mundo día a día.

Las mismas son básicas para cualquier empresa que preste servicios a la web o para cualquiera que requiera de un espacio de almacenamiento físico en el que procesar eficientemente toneladas de información.

Sin embargo, a pesar de su utilidad, estas han adquirido un sabor agridulce al saber que su gasto energético equivale al 1% del de todo el planeta. Debido a lo cual muchas han sido catalogadas como dañinas y como un problema para la vida en la Tierra.

Mejor rendimiento, mejor consumo – más eficiencia

No obstante, eso no ha hecho que su uso a lo largo de estos últimos años dejara de aumentar en lo más mínimo. De hecho, según la investigación, el mismo ha recibido un incremento del 550% tan solo entre el 2010 y el 2018.

Contrario a lo que se esperaría, esto no ha significado un aumento significativo en el consumo de energía. Ya que, por lo menos entre esas fechas, el mismo solo aumento un leve 6%.

En resumen, ello indica que las empresas de procesamiento de datos han encontrado la manera de optimizar la energía que usan para generar más y mejores resultados. De este modo, consumen menos y aun así entregan más.

El futuro es verde

Asimismo, otras investigaciones han probado que la tendencia del mundo actual y de las empresas está en el desarrollo de estructuras verdes. La energía renovable ahora es más conocida que nunca y numerosas compañías (como Google o IBM) están constantemente trabajando para hacer que tanto sus procesos como infraestructuras dejen cada vez una menor huelle en el planeta. Según el propio Google, sus esfuerzos les han permitido entregar hasta 7 veces más calidad y desempeño con la misma cantidad de energía gracias a sus cambios.

Otra de las tendencias que se ven cada vez con más claridad y que han sido reportadas por los estudios es la de mudar estas centrales de procesamiento a los espacios en la nube. Estos, a su vez, requieren de infraestructuras mucho más grandes y desarrolladas, que, además, han demostrado gastar menos energía y ser más amigables con el ambiente.

Por su parte, las grandes empresas también están buscando modos de lograr que, las pequeñas centrales también presenten un manejo más óptimo de la energía que utilizan. De modo que, en caso de que no se puedan traspasar a la nube, aún puedan mejorar su desempeño.

…y lucrativo

El otro detalle que parece mover a las empresas a hacer este cambio es que las alternativas verdes se están volviendo cada vez más plausibles desde el punto de vista económico. Aunque en un principio este cambio pueda representar una gran inversión, a la larga este permitirá redirigir recursos antes destinados a la energía a otras áreas para impulsar el desarrollo de las compañías.

Referencias:

Recalibrating global data center energy-use estimates: https://doi.org/10.1126/science.aba3758

United States Data Center Energy Usage Report: https://eta-publications.lbl.gov/sites/default/files/lbnl-1005775_v2.pdf

The energy efficiency potential of cloud-based software: https://crd.lbl.gov/assets/pubs_presos/ACS/cloud_efficiency_study.pdf