El miedo por el coronavirus se ha vuelto un asunto casi cotidiano. Cada día más de una noticia llega a nosotros que involucra el desarrollo de esta enfermedad.

Por ejemplo, hoy mismo hemos conocido la decisión de la Organización Mundial de la Salud de declarar alerta máxima en el mundo por esta enfermedad. Con sus declaraciones, una nueva ola de preocupación azota el planeta.

Sin embargo, una de las mayores representaciones de este estado de angustia en el que se encuentran las personas puede verse con claridad en la web. Específicamente, Amazon se ha convertido en una clara muestra del nivel de preocupación de sus ciudadanos. En diversas partes del mundo, las mascarillas, los productos de limpieza y los geles antibacteriales se han convertido en elementos tan demandados que incluso han llegado a agotarse varias veces las existencias de los mismos.

Los precios excesivos invaden la plataforma

En Amazon, un paquete de 100 mascarillas quirúrgicas se ofrece por 64 dólares o más.

En este primer caso, además de la clara falta de disponibilidad de los productos por las compras compulsivas nos encontramos con otro problema: el sobreprecio. Millones de usuarios están aprovechando el clima de preocupación para hacer aumentos exorbitantes en los productos más necesarios.

Por ejemplo, tan solo en la última semana las mascarillas y tapa-bocas han tenido un aumento consistente hasta quedar los paquetes en precios superiores a los 60 dólares –claramente, un monto mucho mayor al que se deberían adquirir.

Como una respuesta, Amazon ha declarado que la plataforma no tiene forma de establecer precios “máximos” para este tipo de ítems. Por lo que, no puede regular a los usureros. Sin embargo, sí toma acciones de otro modo al retirar las publicaciones que descubre que colaboran con esta inflación artificial que se vive en la página.

Desinformación a la orden del día

Por si fuera poco, aprovechando la incertidumbre de las personas muchos productos se venden en la web como “curas” o incluso elementos “anti-coronavirus”. Para ello, los presentan como productos probados y certificados por autoridades médicas. En estos casos, la línea de acción también es clara, cualquier post fraudulento que es detectado, Amazon lo remueve de su portal automáticamente.

Sumado lo anterior, también es posible ubicar libros y “manuales” que ofrecen información no certificada sobre el coronavirus. En algunos de ellos se ofrecen teorías de su origen que van desde decir que se trata de un producto de Satán hasta que este ha sido diseñado como un arma biológica.

Estos contenidos, nuevamente, suelen venderse a precios elevados y generan en los compradores un preocupante clima de desinformación y desconfianza de las informaciones oficiales. Por lo que, Amazon ha tomado la decisión de remover también este tipo de publicaciones engañosas. Para este momento, la plataforma ya ha removido millones de post, pero, lastimosamente, más ofertas fraudulentas continúan apareciendo.

Las camisetas del “corona-virus”

Del otro lado del espectro de las personas que se preocupan de más, están aquellas que no le dan a la situación el peso que se merece. Otro de los descubrimientos preocupantes en Amazon se trata de la creciente venta de mercancías referentes al coronavirus que intentan sacar un toque humorístico demasiado oscuro para el momento.

En algunos casos se pueden leer camisetas con frases como “Sobreviví al coronavirus” o “Tengo el coronavirus. Aléjate” entre los estilos más explícitos. Por otro lado, nos encontramos también con juegos de palabras entre la enfermedad y las cervezas marca Corona.

Otras veces hacen juegos de palabras como “Coronavirus / No lo compartas / No le des Me Gusta / No dejes que se haga viral”. Es claro que estas piezas intentar ser humorísticas.

Sin embargo, contribuyen a restarle seriedad a un acontecimiento que debería ser del interés público. Ya que, a medida que se está mejor informado sobre el mismo, es posible prepararse para mantenerse protegido y para reaccionar en caso de emergencia. Este tipo de demostraciones lo hacen ver como un juego y pueden resultar ofensivas para quienes están verdaderamente preocupados.

Es claro que ninguno de los extremos del espectro se trata de un estado mental saludable con el que enfrentar este problema. A diferencia de los otros casos, Amazon no ha removido las publicaciones referentes a esta mercancía. Por lo que, queda de parte de la gente tomarse un momento para reflexionar y pensar si es momento de fomentar este tipo de humor.