Durante mucho tiempo neurólogos y gastroenterólogos han debatido sobre la presencia y la prevalencia de lesiones cerebrales en pacientes con enfermedad celíaca, un trastorno autoinmune que ocurre en personas genéticamente predispuestas en las que ingestión de gluten provoca daños en el intestino delgado.

Con el propósito de definir este debate, un equipo de investigadores de la Universidad de Sheffield realizó un estudio utilizando muestras de personas sin enfermedades neurológicas preexistentes del Biobanco nacional del Reino Unido.

Déficits significativos

Para el estudio, el equipo examinó los registros médicos de 104 individuos (37 hombres; 67 mujeres) con una edad promedio de 63 años, quienes fueron emparejados con 198 sujetos sanos (muestras de control) por edad, sexo, nivel de educación, índice de masa corporal y diagnóstico de hipertensión.

Las personas con enfermedad celiaca se les recomienda seguir una dieta estricta libre de gluten, el único método actual para minimizar la exposición y el riesgo de daño a su sistema digestivo.

Los investigadores compararon las puntuaciones de 5 pruebas cognitivas y las respuestas de elección múltiple a 6 preguntas sobre la salud mental. En complemento, a todos los participantes se les tomaron imágenes de resonancia magnética del cerebro.

El análisis de esta información reveló que, en comparación con los sujetos de control, los participantes con enfermedad celíaca tenían déficits significativos en el tiempo de reacción, un indicador de la velocidad de procesamiento cognitivo.

Además, los investigadores evidenciaron que los participantes con enfermedad celiaca mostraron proporciones significativamente más altas de ansiedad, depresión, pensamientos de autolesión e infelicidad relacionada con la salud.

Riesgo de daño neurológico

En referencia a los resultados, el doctor Iain D. Croall, investigador afiliado al Departamento de Infecciones, Inmunidad y Enfermedades Cardiovasculares de la Universidad de Sheffield y coautor del estudio, indicó:

“Este estudio es el primero en ofrecer cierta claridad sobre el hecho de que parece haber riesgo de daño neurológico para las personas que viven con enfermedad celiaca impulsado por su respuesta autoinmune a la exposición al gluten”.

La investigación muestra que las personas que padecen enfermedad celíaca tienen un mayor riesgo de sufrir daño neurológico.

Los investigadores esperan que las observaciones de este estudio ayuden a los médicos a adaptar la atención de los pacientes con enfermedad celiaca que pueden presentar incluso los cambios cognitivos más leves, proporcionando tranquilidad y motivación para el mantenimiento de una dieta estricta sin gluten, así como a erradicar cualquier escepticismo que la comunidad clínica tenga respecto a la relación entre el trastorno autoinmune y la salud neurológica.

Las personas que viven con enfermedad celiaca tienen una mayor sensibilidad al gluten, por lo que se les recomienda seguir una dieta estricta, el único método actual para minimizar la exposición y el riesgo inmediato de daño a su sistema digestivo.

La respuesta autoinmune al gluten, resultado de la exposición repetida o incontrolada, puede provocar complicaciones graves y problemas de salud a más largo plazo incluyendo un mayor riesgo de enfermedad arterial coronaria, cáncer de intestino delgado, deterioro de la salud ósea y daño al sistema nervioso.

Referencia: Cognitive Deficit and White Matter Changes in Persons with Celiac Disease: a Population-Based Study. Gastroenterology, 2020. https://doi.org/10.1053/j.gastro.2020.02.028