Un equipo de investigadores del Trinity College de Dublín ha identificado una nueva y rara célula en el sistema inmunológico que se distingue por la exhibición de comportamientos contradictorios que recuerdan al afamado personaje novelesco Dr. Jekyll & Mr. Hyde, ya que juega un papel protector clave en la inmunidad a las infecciones, pero, si no se regula, también interviene en el daño tisular de trastornos autoinmunes.

El hallazgo podría tener implicaciones en el diseño de vacunas más eficaces para prevenir infecciones, así como para el desarrollo de nuevas terapias para enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide.

Un papel clave

La función principal del sistema inmune es controlar las infecciones. Para ello, utiliza varias células inmunes, como las células T, para responder y controlar los microbios invasores. Sin embargo, si estas células inmunes no están muy reguladas, pueden atacar y dañar los tejidos del cuerpo, lo que conduce al desarrollo de enfermedades autoinmunes.

Las moléculas denominadas receptores de células T (TCR, por sus  siglas en inglés) permiten que las células T reconozcan los componentes de los agentes infecciosos con una especificidad exquisita.

Por su comportamiento altamente contradictorio, los investigadores compararon las células híbridas con el reconocido personaje novelesco Dr. Jekyll & Mr. Hyde.

Hasta ahora, los científicos pensaban que había dos poblaciones discretas de células T, que expresaban los TCR: las alfa-beta (αβ) y las gamma-delta (γδ).

Las αβ, las células T más comunes en el cuerpo, desempeñan un papel clave en el recuerdo de una infección o inmunización previa y, por lo tanto, ayudan a protegernos contra la reinfección y a mediar la inmunidad protectora inducida por la vacuna.

Por su parte, las γδ son más frecuentes en las superficies mucosas, como el pulmón o el intestino, y proporcionan una primera línea de defensa inmediata contra los patógenos que invaden el cuerpo a través de estas rutas.

Un tipo de célula híbrida

Pero el equipo de investigación descubrió un nuevo tipo de célula que expresa tanto los TCR de αβ como los de γδ. Esta rara población de células T quiméricas o híbridas αβ-γδ tiene propiedades de las células T tanto de αβ como de γδ.

Normalmente, explican los investigadores, estas células están muy activadas y listas para actuar como las primeras en responder en controlar una infección bacteriana. Sin embargo, en ciertos contextos, este alto nivel de activación también puede precipitar respuestas autoinmunes.

La función principal del sistema inmune es controlar las infecciones. Para ello, utiliza varias células inmunes, como las células T, para responder y controlar los microbios invasores.

Utilizando un modelo de infección por Staphylococcus aureus, el equipo descubrió que estas células se movilizan rápidamente durante la infección y juegan un papel clave en la rápida eliminación de los microbios del cuerpo.

La inducción de estas células T híbridas puede representar un enfoque novedoso en el diseño de vacunas más eficaces contra enfermedades infecciosas. Complementariamente, los investigadores evidenciaron que este tipo de células híbridas también puede desencadenar respuestas inflamatorias que median el daño tisular en la autoinmunidad.

Por lo tanto, los enfoques para inhibir estas células inmunes altamente activadas en personas susceptibles pueden abrir nuevos enfoques para el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la psoriasis y la esclerosis múltiple.

Referencia: A population of proinflammatory T cells coexpresses αβ and γδ T cell receptors in mice and humans. Journal of Experimental Medicine, 2020. https://doi.org/10.1084/jem.20190834