El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres de todo el mundo.

Investigadores de la Universidad de Waterloo en Canadá, desarrollaron un dispositivo con un sistema basado en inteligencia artificial, que ayuda a la detección temprana del cáncer de mama, evitando la exposición a la radiación.

Este nuevo software desarrollado por los científicos de Waterloo permitirá eliminar el doloroso proceso de radiación al que deben exponerse los pacientes para detectar el cáncer de mama.

Gracias a la inteligencia artificial aplicada, el software puede analizar microondas que detectan hasta los tumores más pequeños y durante una etapa temprana.

Este nuevo software evita que el paciente sea expuesto a la radiación

Tan sólo un pequeño sensor ayudará a eliminar la exposición a la radiación durante el proceso de detección de tumores, colocándolo debajo de una abertura de una mesa acolchada.

Los pacientes a examinar se deben acostar boca abajo con un seno sobre la abertura, mientras que el sensor envía microondas inofensivas, que luego son procesadas por el software de inteligencia artificial que debe estar instalado en un dispositivo portátil.

Para revelar los resultados, la nteligencia artificial analiza la composición del tejido mamario para asegurarse de que no se encuentre ninguna anomalía. Para saber si existe algún tumor, desencadena una derivación para realizar otras pruebas adicionales con mamografía o resonancia magnética.

“Si las mujeres fueran examinadas regularmente con esto, los posibles problemas se detectarían mucho antes, en las primeras etapas del cáncer. Nuestro sistema puede complementar la tecnología existente, reservando opciones mucho más caras para cuando realmente se necesitan”, comentó el profesor Omar Ramahi, de la facultad de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad de Waterloo.

Lo cierto es que luego de 15 años de investigación, el prototipo logró ser desarrollado y lo mejor es que se necesitaron menos de USD$3,800 para su fabricación.

Otros avances de IA 

Actualmente la inteligencia artificial se aplica en diferentes ámbitos de la medicina y aunque en cuanto a la detección del cáncer de mama han surgido varios métodos, prefieren con la medicina tradicional con estudios como la mamografía para detectar este tipo de cáncer, sin embargo, estos no son del todo eficientes.

En este sentido las grandes tecnológicas como Google e IBM han desarrollado alternativas implementando IA para detectar el cáncer de mama incluso un año antes de su aparición.

Según el comunicado oficial sobre el logro, los científicos el Departamento de Informática de Salud del Laboratorio de IBM Research, en Israel, capacitaron a la IA con datos médicos de casi 10,000 mujeres para predecir aspectos malignos en biopsias y analizar si las pruebas de detección del cáncer eran normales.

De acuerdo con los reportes, esta tecnología logró predecir los elementos malignos de la biopsia con 87 por ciento de precisión, tras analizar las imágenes recopiladas de más de 13,000 mujeres de registros médicos que datan de un año antes de realizarse la mamografía.

Por su parte, Google no se quedó atrás y en un estudio reciente investigadores de Google Health, desarrollaron un nuevo sistema de IA entrenado en un conjunto de datos de casi 100.000 mamografías.

Los científicos afirman que este software de Google Health se probó en un conjunto de datos de Estados Unidos, donde el software funcionó significativamente mejor que los expertos humanos, produciendo 5,7 por ciento menos diagnósticos falsos positivos.

Sin dudas, es realmente importante el uso de las nuevas tecnologías para ayudar a prevenir o detectar este tipo de enfermedades que tanto afecta a la colectividad, en definitiva sería una gran oportunidad para incrementar su uso para la detección temprana de cáncer de mama, principalmente cuando alrededor del 50 por ciento de las mujeres que se realizan mamografías anuales pueden presentar un falso positivo.

Los investigadores de la Universidad de Waterloo estiman iniciar las pruebas durante los próximos seis meses, esperando tener éxito y comenzar a implementarlos en el mundo.