El Departament de Salut de la Generalitat confirmó este martes el primer caso de COVID-19 en la comunidad autónoma española Cataluña. Este sería la cuarta infección detectada en España junto con los dos pacientes confirmados en Canarias y el de Mallorca.

La persona infectada es una mujer residente de Barcelona que había viajado recientemente al norte de Italia, país donde en cuestión de días el nuevo coronavirus el virus se propagó de manera alarmante.

Hasta ahora solo se ha revelado que la paciente se encuentra internada en el Hospital Clínic de Barcelona, centro de referencia de enfermedades contagiosas en la región. Sin embargo, el secretario de Salut Pública, Joan Guix, ofrecerá más detalles al público en una rueda de prensa que se celebrará esta tarde junto con la gerente de procesos integrales de Salut del Servei Català de la Salut, Assumpta Ricard.

Cataluña está preparada

Antes de que se revelara la noticia, la consellera de Salut, Alba Vergés, había asegurado que el sistema sanitario catalán contaba con los recursos para abordar la llegada del coronavirus de Wuhan a su territorio, aunque para entonces no se había confirmado ningún caso.

Sin embargo, tras el resultado positivo de la prueba aplicada a la paciente, el gobierno ha informado que la Generalitat activó el protocolo correspondiente. Aunado a ello, las declaraciones previas del gobierno hacen un llamado a la calma ya que en otras oportunidades han enfrentado situaciones similares de manera eficaz.

“Tenemos un gran sistema sanitario, nuestro país se ha enfrentado a crisis similares y las hemos resuelto. Los ciudadanos deben recibir información para estar tranquilos y seguros”, señalaron la primera vicepresidenta, Carmen Calvo, y la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero en una rueda de prensa.

Por otro lado, en Canarias un millar de turistas se encuentran confinados en el hotel en que se alojaba un turista italiano infectado. Las autoridades sanitarias se encuentran evaluando cada caso en particular para descartar o confirmar la existencia de otros casos entre los turistas, que incluyen ciudadanos ingleses, alemanes y españoles, mientras se les ha prohibido salir del recinto.

(Noticia en desarrollo)