Este último fin de semana ha sido uno de los más movidos en cuanto al coronavirus. Ya que se han desarrollado multirud de acontecimientos en el mundo que lo involucran. Tanto en Europa como en Asia han surgido nuevos epicentros de contagio que rápidamente han hecho que se dispare la cantidad de casos de COVID-19 fuera de China.

Con ello, el mundo ha comenzado a ver nuevamente con preocupación el avance del SARS-CoV-2. Las últimas cifras habían demostrado que los métodos de China han dado frutos en cuanto a disminuir el contagio.

No obstante, los nuevos brotes han demostrado que, mientras en unas áreas la epidemia disminuye, en otras aumenta. Con la intención de abordar esta situación, la Organización Mundial de la Salud ha dado un comunicado al mundo a través de su rueda de prensa diaria.

No estamos en una pandemia, aún

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se dirigió al mundo a través de esta rueda de prensa para dar a conocer las perspectivas de la organización. Uno de los primeros temas que abordó tuvo que ver con la necesidad o no de considerar el contagio del coronavirus como una pandemia mundial.

Por los momentos, han declarado que esta clasificación no se ajusta a las características de la situación y que tiene un fuerte peso a la hora de infundir miedo y hasta pánico en la sociedad. Debido a lo cual, según sus criterios aún no es momento de utilizar este término para denominar lo que ocurre.

Según la OMS, lo que se ve en la actualidad es una serie de epidemias aisladas en cada país y que los afectan de forma distinta. Por lo que, es necesario abordarlos con propuestas que se adapten a cada uno y no como si se trataran de un solo elemento.

Para disipar algunas dudas, también cabe aclarar que la OMS ya no usa el sistema de clasificación de 6 fases con el que se analizó el anterior caso del H1N1. Por lo que, no se puede esperar que las respuestas y conclusiones de la organización vayan acordes con dicho sistema.

Conoce si existe el producto que buscas antes de salir de casa durante la cuarentena con InfoVid

Estamos frente a una gran amenaza

Es claro que la explosión de casos del COVID-19 en Corea del Sur, Irán e Italia se han convertido en una realidad preocupante. De hecho, la OMS en ningún momento ha negado el fuerte impacto que esta situación puede tener en el futuro.

En realidad, incluso han declarado que estos eventos les generan gran preocupación. Ya que con ellos se muestra que el coronavirus tiene un gran potencial para convertirse en una pandemia. No obstante, reiteran que, por los momentos no se lo puede denominar así.

Un mensaje de coraje

Dentro del mensaje enviado por el Director General de la OMS, han venido palabras de aliento para el mundo. Con su comunicado, su intención no ha sido la de infundir el miedo, sino, por el contrario, la de esparcir la calma.

Ha declarado que su mensaje busca enviar “esperanza, coraje y confianza” a los países que se enfrentan a esta enfermedad. Como un aliciente, ha comentado que ya existen naciones que han logrado contener su propagación, por lo que, el evitar el contagio se trata de una meta posible.

Lo principal es trabajar en equipo

Como un resumen de todo lo mencionado durante la rueda de prensa, podemos aludir a otro de los comentarios del Director General: “debemos centrarnos en su contención, mientras todos estamos haciendo lo posible para prepararnos para una posible pandemia”.

Tal como lo hemos mencionado, la OMS no ha declarado una pandemia aún, pero considera que la posibilidad de hacerlo definitivamente está allí.

Debido a ello, aconsejan que cada país se prepare de las formas necesarias para una posible pandemia. Sin embargo, por ahora se enfocan en promover el trabajo en equipo entre todas las naciones para cercar los casos del coronavirus y evitar que este siga llegando a nuevas partes del mundo.

Más en TekCrispy