FOTO: Digital Marketing institute

Internet se ha convertido en la principal fuente de ingresos de pequeñas y grandes empresas, si bien, algunos no contarán con un imperio soñado le ha dado resultados favorables, por otro lado existen tecnológicas como Google, que desde sus inicios sabían qué hacer con Internet y cómo sacar provecho de ello. Es por eso que actualmente es la empresa que de alguna forma centraliza todo producto publicado en la web a través de su increíble modelo de negocios basado en anuncios, sin mencionar que actualmente es el principal motor de búsqueda, pero no es la única compañía que se dedica a esto, otro gigante como Amazon viene creciendo con un sistema publicitario que podría alcanzar a Google en poco tiempo, la pregunta es ¿podrá lograrlo?.

Google marcó un antes y un después en el entorno publicitario en la web, sin embargo, con el paso del tiempo muchas empresas se han dedicado al comercio electrónico y por ende a la publicidad en línea, Amazon es una de estas plataformas que representa la principal tienda de comercio electrónico a nivel mundial, es por esto que también ha implementado un sistema de publicidad basado en anuncios muy robusto que sin duda está generando frutos, pues junto a Google es otra de las empresas con mayores ingresos por publicidad en 2019.

Los anuncios de Amazon vs. Google

Un reporte del CNBC señaló que en 2019 Amazon y Google fueron las empresas con mayores ganancias a través de  anuncios publicitarios, Google con un 73% y Amazon con un 13%, aunque la diferencia es abismal, el factor más revelante es que estos números representan una baja en la compañía de Mountain View, mientras que los números de Amazon siguen aumentado y es este factor el que podría indicar que la empresa de Jeff Bezos podría ser el nuevo Google.

Anuncios PPC de Amazon

Las campañas publicitarias PPC de Amazon, se trata del sistema de pago por click en anuncios —si eres de los fieles amantes de la web, redactor o tienes tu propio blog claro que has escuchado de esto– pero lo que hace diferentes a los anuncios de Amazon es su plataforma en sí.

Una tienda virtual donde la gente compra y vende productos necesita de los anuncios para atraer clientes, Amazon lo tiene todo en un solo lugar, además del tráfico que genera el sitio web, todos buscan productos en esta tienda online, lo mejor de todo es que los resultados no se presentan en forma de molestos anuncios, sino que aparecen de primero en tus búsquedas –sí de eso se trata–.

La primera opción puede ser la mejor

La compañia de Jeff Bezos sabe que los usuarios compran lo que más popular o lo que aparentemente tiene mayor confiabilidad, cuando un producto aparece de primero en los resultados debe contar con grandes privilegios.

El sistema PPC se encarga de mostrar productos por encima de los resultados orgánicos del buscador, los anunciantes pagan para que sus productos aparezcan en primer lugar con solo crear una campaña PPC todo en un solo lugar, sin buscadores de terceros.

Noam Cohen, CEO de Ad Maven, una empresa respetable en la industria de tecnología publicitaria dice acerca del negocio de Amazon:

“Más del 50 por ciento del gasto minorista en línea en los EE. UU. Tiene lugar en Amazon, lo que proporciona al gigante del comercio electrónico datos incomparables sobre el comportamiento de compra”.

Al aprovechar esta información, que incluye información increíblemente granular sobre más de 100 millones de suscriptores Prime en todo el mundo, pronto podrían convertirse en el mayor anunciante del mundo.

Pero eso no es todo, pues una investigación reciente indica que el 50 por ciento de las búsquedas en Estados Unidos ahora parten desde el buscador de Amazon.

Del mismo modo en que las empresas invirtieron miles de millones para aparecer en búsquedas relevantes de Google, el nuevo campo de batalla para los vendedores de Amazon se ha desplazado a los resultados de búsqueda dentro del gigante del comercio electrónico.

Google y sus anuncios segmentados 

Para nadie es un secreto que Google es el rey de los anuncios segmentados por excelencia. Gracias a su plataforma Google Ads, la compañía de Mountain View permite a los anunciantes llegar a clientes potenciales o lo que se conoce como público objetivo con anuncios de búsqueda y visualización, los que vemos con frecuencia en los sitios web donde ingresamos.

Reportes señalan que al menos el 44 por ciento de las ganancias globales, mientras el 18 por ciento le corresponde a Facebook, otra de las plataformas que está explotando su sistema de anuncios en redes sociales.

El modelo de negocios de Google se centró en anuncios publicitados segmentados, es decir, basados en los acciones y el comportamiento de los usuarios de la web, con el fin de mostrar la publicidad adecuada a la persona adecuada.

Tanto Google como Amazon usan palabras clave para colocar anuncios estratégicamente frente a un cliente relevante y los anuncios se colocan antes de los resultados orgánicos.

Google ofrece anuncios por texto, display, videos, enlaces –muchos de los cuales podrás ver en Amazon–, con un formato de anuncios más estable de la industria.

El futuro de Google y sus prácticas antimonopolio

Un artículo publicado en Life After Google y Hacker Noon, describe en forma detallada cómo los anuncios publicitarios, que, inicialmente fueron la principal estrategia de mercado de Google, se convirtió en su mayor revés.

A medida que Google y su modelo de negocios basado en anuncios segmentados crecía, también surgían herramientas para combatirlos. Los llamados AdBlockers y fue cuando la idea millonaria de la compañía comenzó a decaer.

Esto fue contraproducente para la compañía ya que para 2015 el promedio de clics bajó llegó a un 0,06% de los espectadores, y de esos clics, más del 60% fueron accidentales.

Sin embargo, las caídas de las cifras de Google son mucho más preocupantes cuando hablamos de privacidad. El negocio de los anuncios segmentados no se genera de forma orgánica, ya que la compañía cuenta con herramientas como Google TakeOut y My activity, que permiten descargar la data que almacenan de los usuarios, así como mostrar todas las actividades que realizas en el navegador –aún borrando el historial.

En 2018, un informe de Associated Press, reveló que Google puede rastrear todos tus movimientos sin tu permiso.

Google aún mantiene la ventaja

Si bien el e-commerce ha cobrado mayor alcance actualmente, no cubre toda la industria, a diferencia de Google que es adecuado para todo tipo de empresas, es decir mientras que Amazon trabaja para pequeñas empresas, el comercio electrónico y las empresas con productos físicos, todos los negocios están en Google e ahí donde radica la principal diferencia y la gran ventaja del gigante de Mountain View.

“Pase lo que pase, los anunciantes continuarán usando Google, ya que les permite enviar tráfico a su URL preferida”, afirman los especialistas.

Pero eso no quiere decir que Amazon no pueda llegar a ser como Google en el futuro. La inversión que las empresas están haciendo en gasto publicitario podría generar un mayor crecimiento en Amazon.

Empresas como HP apuestan por la estrategia de Amazon y su acuerdo involucra productos patrocinados, anuncios de búsqueda de titulares y anuncios de exhibición de productos.

Una firma de finanzas asegura que la participación de Google está disminuyendo en el marco publicitario, mientras que la participación de Amazon está aumentando y se espera que supere el 16% en 2021, mientras que la participación de Google se reducirá al 70%.