Todo este problema ha comenzado con la acción de una sola persona cuyo deseo era ir a la iglesia. La “Paciente 31” como la han denominado las autoridades surcoreanas se trata simplemente de una mujer de 61 años de edad que no tomó las precauciones necesarias al sentir los ya comentados síntomas del coronavirus.

Al ser interrogada al respecto, todo lo que contestó fue que, como no había viajado a ninguna parte recientemente, consideraba que no era posible haberse contagiado de la enfermedad. La mujer comenzó a presentar dolores de cabeza y fatiga, pero ello no le impidió asistir a 4 servicios además de negarse dos veces a hacerse la prueba del coronavirus.

Ahora, con sus acciones un número considerable de individuos también se ha contagiado con el COVID-19 (el nombre que ha recibido la enfermedad) causado por el SARS-CoV-2. Debido a ello, toda la situación ha pasado a ser parte de los casos más destacados del mundo en el que un solo individuo ha sido el causante de un “súper esparcimiento” de la enfermedad.

El sitio donde todo empezó

La paciente 31, antes de saber que estaba contagiada, asistió a la Iglesia Shincheonji de Jesús del Templo del Tabernáculo del Testimonio en la ciudad de Corea del Sur, Daegu. Allí, muchos otros fieles se congregan varias veces al día para ser parte de los servicios que allí se celebran.

Debido a su interacción con estas masas y a que la mujer no tomó ningún tipo de precaución (pues no pensaba estar contagiada) docenas de personas se han contagiado. Asimismo, otras docenas más han comenzado a presentar síntomas. Aunque, por los momentos, no han sido propiamente revisadas.

El “súper esparcimiento”

Como lo hemos mencionado, la mujer tuvo la oportunidad de asistir a 4 de los servicios que se dieron en esta iglesia antes de recibir el diagnóstico de la enfermedad. Luego de ello, otros 37 casos de contagios fueron ubicados.

Todos ellos tenían un punto en común, habían asistido a la misma iglesia que la paciente 31. Con ello, fue fácil determinar que esta simplemente había sido el punto de inicio de todo el contagio en la zona.

Takeout Covid, una iniciativa para apoyar a bares y restaurantes en medio de la cuarentena

Además de estos casos confirmados, otros 52 individuos que también asistían a esa iglesia han comenzado a presentar síntomas. Por lo cual, deben ser analizados lo más rápido posible para determinar si padecen o no el COVID-19.

Con estas 37 adiciones a la cantidad total de contagiados en Corea del Sur (38 si contamos a la paciente 31), el país ya llega a contabilizar 104 casos de la enfermedad dentro de sus fronteras. Hasta el momento, solo se ha registrado una muerte y todo parece estar bien contenido. No obstante, los últimos eventos y los más de 50 casos sospechosos que se deben investigar podrían hacer que el conteo de contagiados suba exponencialmente.

Las acciones que se han tomado

El gobierno de Corea del Sur no se ha quedado de brazos cruzados. Ante este fuerte brote en el medio de la ciudad han tomado medidas para encapsular el rango de contagio dentro de la zona.

Para ello, las escuelas y las librerías públicas se han cerrado momentáneamente. Ello para evitar las interacciones excesivas o innecesarias entre los habitantes de la ciudad. Asimismo, los militares estadounidenses en la zona han quedado momentáneamente confinados al área, lo que les impide salir de la misma o recibir visitas de agentes externos –todo para evitar que el coronavirus tenga una vía por la que salir de la ciudad.

En el caso particular de los asistentes a la iglesia, se les ha pedido que se queden en aislamiento dentro de sus casas. Y, sumado a ello, se les ha pedido que se mantengan separados de su familia hasta la evaluación del coronavirus.

La iglesia Shincheonji de Jesús también se ha pronunciado

La iglesia a la que asistió la paciente 31 también se ha pronunciado al anunciar que ha cerrado sus sedes en todo el territorio surcoreano. Han expresado sus más sinceras disculpas con respecto a la situación y por que esta se haya originado a causa de uno de sus seguidores. Mientras el estado de alerta continúe, la iglesia mantendrá sus puertas cerradas para evitar la repetición de un incidente como este.

Más en TekCrispy