Los teléfonos inteligentes son una parte casi irrevocable de nuestra cotidianidad. Con ellos nos comunicamos, trabajamos y entretenemos diariamente. Por lo que, cada vez tienen un papel más protagónico.

Junto a ellos, como el complemento perfecto nos encontramos con las aplicaciones o apps. Las mismas son los programas que se pueden instalar a voluntad en el equipo y que  también permiten personalizarlo según las necesidades de uso de su dueño.

En esta oportunidad, haremos referencia a una de las tiendas de apps más reconocidas del mundo Google Play. Básicamente, este momento de atención que vamos a brindarle tiene que ver con su reciente decisión de banear a cientos de aplicaciones de su plataforma.

Las acciones que ha tomado Google

https://static.techspot.com/images2/news/bigimage/2018/11/2018-11-21-image-19.jpgUno de los detalles que ha hecho de Google Play la favorita a la hora de descargar aplicaciones para Android se trata de su variedad. Ya que, se trata de una plataforma abierta en la que los contenidos de terceros pueden entrar con facilidad mientras cumplan con las políticas de la tienda en línea.

No obstante, dicha restricción muchas veces puede ser burlada por actores malintencionados que pueden aprovechar la plataforma para obtener ganancias de forma indebida. Cientos de estos casos han sido descubiertos por Google en la última revisión de la Play Store, motivo por el cual, han tomado la decisión de banearlas del espacio.

Específicamente, han sido 600 las aplicaciones que han sufrido este destino después de la revisión de Google. Por lo que, ni estas ni sus desarrolladores cuentan con el permiso para seguir presentándose en la plataforma de la compañía.

El motivo detrás de la movida

https://media.threatpost.com/wp-content/uploads/sites/103/2019/08/29094752/google-play.jpeg

En esta oportunidad, lo que ha movido a Google a tomar esta medida tan drástica tiene que ver con el fraude de clics que se gesta con las ads en variadas plataformas. Todas las aplicaciones baneadas fueron descubiertas en medio de una conducta inapropiada al usar como sistema para tener ingreso lo que se conocen como ads invasivas.

El problema de las ads invasivas

Este estilo de publicidad hace que los anuncios de los patrocinantes e inversores de la app aparezcan en el equipo del usuario incluso cuando la aplicación no se encuentra activa. Es decir, incluso cuando esta está en segundo plano o ni siquiera funciona en el momento, las ads de la app aún se muestran en el equipo.

Las mismas, por su naturaleza, aparecen en medio de actividades cotidianas como hacer una llamada, abrir el buzón de mensajes o cualquier otra app e interrumpen el flujo de uso del usuario. Por lo inesperado de la situación, muchos usuarios terminan haciendo clic en las ads por error, lo que hace que ellos pierdan tiempo y que las empresas anunciantes pierdan su dinero pagando por clics “falsos” o inintencionados.

Google continúa trabajando

La empresa se ha valido de un nuevo sistema de inteligencia artificial para identificar a estas 600 aplicaciones y exponer sus actividades. Google espera que la misma pueda continuar funcionando como un mecanismo de control con el que evitar que este tipo de actividades proliferen en su plataforma.

Lastimosamente, muchas de las apps baneadas ya llevaban tiempo en la plataforma y contaban con miles de millones de descargas. Por lo que, gran parte del daño ya estaba hecho.

Al sacar a las apps de su ecosistema atacan el problema para evitar que los usuarios se tengan que ver expuestos a estos inconvenientes. Por otro lado, también usan la IA para determinar qué compañías cayeron en el timo de estas estrategias. Al ubicarlas, planean darles una compensación por la situación al retornarles el total o una parte de su inversión.